Tristeza y alegría patológica

alegría patológicaMuchas veces nos hemos encontrado con personas abrumadoramente felices y contentas o tan tristes, que nos han entrado ganas de alejarnos a toda velocidad, incapaces de soportar una energía tan aplastantemente positiva como negativa. Es normal que se puedan sentir así, pero también es posible que se encuentren ante personas que poseen una tristeza o alegría patológicas.

Ambos son sentimientos que todos experimentamos constantemente a lo largo de nuestras vidas, siempre hay un elemento externo que nos hace manifestar uno u otro con mayor o menor énfasis, dependiendo de nuestro carácter y el contexto en el que se produzca. Lo normal es que con el día a día nuestro estado de ánimo se equilibre una vez que se aleja en el tiempo el hecho que nos ha producido el sentimiento. Cuando se mantiene en el tiempo de manera muy marcada, quizás estemos siendo víctimas de una patología que se debe tratar.

¿Qué es la alegría patológica o manía?

Subjetivamente hablando, la persona con este problema se suele sentir optimista, alegre, con una autoestima elevada. Sin embargo objetivamente, lo que los demás observan en él son las siguientes actitudes:

  • pénduloEstá expansivo (puede llegar a intimidar a los demás)
  • Viva respuesta afectiva
  • Hilaridad que puede convertirse en ironía
  • Agresividad si se le contradice
  • Atención viva pero fugaz
  • Verborrea que alcanza la fuga de ideas
  • Hiperactividad motora
  • Menor necesidad de dormir

Quienes padecen este problema suelen tener un comportamiento social desinhibido, incluso osado, donde incluso puede haber grandes desembolsos de dinero. Normalmente los más allegados a estas personas suelen aburrirse de tal comportamiento y por consiguiente alejarse. No es descartable que este estado de euforia permanente lo aporten sustancias como el alcohol y las drogas.

¿En qué tipo de enfermedades psiquiátricas se pueden dar estos episodios eufóricos?

  • En la psicosis maniaco depresiva (no lo desencadena un motivo, irá por fases)
  • En personalidades neuróticas (será un recurso evasivo ante una situación)
  • En algunos trastornos orgánico-cerebrales

Puede que al leer estos párrafos se haya planteado si este puede ser su problema, pregúntese, o pregunte a alguien cercano, si algunos de los síntomas descritos podrían aplicarse a su comportamiento diario

¿Qué es la tristeza patológica?

En la tristeza patológica o depresión, el individuo tiende a tener una percepción negativa y degradante de sí mismo, del mundo y del futuro. Debido a estas interpretaciones pesimistas constantes, experimentará un gran desánimo y tristeza que le acompañará a lo largo de cada jornada.

En algunos casos la tristeza patológica es producida por mecanismos biológicos internos cuando no existe un hecho exterior que la pueda desencadenar, aunque lo normal es que la produzca una mezcla de factores psicológicos y biológicos. La persona suele sentirse muy afligida, abatida, sin ningún interés por sus ocupaciones y entorno. Los principales síntomas que los que le rodean suelen observar y alarmarles son:

  • Aflicción
  • Abatimiento
  • Desinterés por sus ocupaciones y por el entorno
  • Tendencia al llanto
  • Poca atención hacia lo que sucede a su alrededor
  • Discurso parco y breve
  • Sentimiento de culpa
  • Baja autoestima
  • Dolores de cabeza, ausencia de la menstruación, estreñimiento, palpitaciones, cansancio crónico

Otra característica de este tipo de tristeza es la inhibición de la psicomotricidad que transciende tanto en la expresión de su rostro como en sus movimientos, aunque en ciertos casos puede producirse el efecto contrario, es decir, una agitación excesiva del afectado. También suelen tender al aislamiento, se muestran menos comunicativos y tolerantes, llegando incluso al rechazo pasivo de los demás. Puede ocurrir, que en los casos más graves, aparezcan preocupantes conductas suicidas que deben ser atajadas y tratadas inmediatamente.

El paso de la tristeza normal a la patológica se establece normalmente midiendo la proporción, duración e intensidad de las manifestaciones del afectado ante un hecho desencadenante determinado y como afecta esto a su conducta diaria.

Desde el punto de vista clínico, los síntomas antes descritos suelen asociarse a los estados depresivos, la tristeza patológica suele aparecer con mayor intensidad y gravedad en los cuadros endógenos, es decir, en los que falta un motivo claro desencadenante.

Si usted alberga alguna duda sobre si este puede ser su problema hágase las siguientes preguntas:

  • ¿Siente que su vida está vacía?
  • ¿Está frecuentemente preocupado por el futuro?
  • ¿Siente a menudo ganas de llorar?
  • ¿Tiene dificultad para concentrarse?

Si sus respuestas son en su mayoría afirmativas quizás deba consultarlo con un terapeuta.

La angustia patológica o ansiedad es otra de las emociones más frecuente con la que nos podemos encontrar en nuestro camino, es un estado en el que el individuo se suele sentir tenso, aterrado e incluso alarmado de una manera desagradable y con un gran número de síntomas físicos. Hoy en día los especialistas califican de fobia a la angustia o ansiedad que se centra en un estímulo en concreto (miedo ante un acto social, al agua, a las alturas, a los hospitales)

Existen muchísimos modelos psicológicos para explicar la angustia o ansiedad, por ejemplo Freud creó tres teorías de la angustia:

  • Manifestación de la líbido reprimida
  • Representación de la experiencia del nacimiento
  • Consideración de la ansiedad como una respuesta del YO a los incrementos de tensión afectiva

Pero todas estas teorías las desarrollaremos con más profundidad en próximos artículos.

Por último comentar que la angustia o ansiedad actúan como un indicador de peligro promoviendo una gran movilización defensiva, ante el peligro que creemos evidente, activamos todo nuestro cuerpo haciéndolo permanecer alerta durante el tiempo que nos sintamos atacados. Es un proceso realmente agotador y frustrante. Siempre es recomendable pedir ayuda a su terapeuta a continuar viviendo estas situaciones sin conocer las armas que podemos usar para afrontarlas.

Tags: , , ,

Autor:Susana Alba Montalbano

Guionista, escritora y redactora en GabinetedePsicologia.com

One Response to “Tristeza y alegría patológica”

  1. Sebastián
    febrero at #

    Gracias por el artículo, me ha sido de utilidad.

Escribir un comentario

SUBSCRIBE TO NEWSLETTER
Turpis dis amet adipiscing hac montes odio ac velit? Porta, non rhoncus vut, vel, et adipiscing magna pulvinar adipiscing est adipiscing urna. Dignissim rhoncus scelerisque pulvinar?
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO PARA ESTAR AL DÍA DE LA PSICOLOGÍA CLÍNICA
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO Y DESCÁRGATE GRATIS UNA GUIA PARA TRATAR LAS OBSESIONES
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE Y DESCARGATE GRATIS UNA GUIA PARA AFRONTAR EL MALESTAR SOCIAL
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
SOLICITA UNA CITA AHORA y paga el 50% en las 2 primeras citas
El coste de las sesiones es de 60€, siendo su duración de unos 50 minutos en cada caso. La frecuencia suele ser semanal, si bien eso puede variar según los casos. Los horarios son de lunes a viernes de 10 a 21 horas, en horario UTC +1. La forma de pago puede ser por trasferencia bancaria o PayPal.
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte. SOLICITA AHORA UNA CONSULTA con nosotros. ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
  • Ideas obsesivas
  • Preocupaciones
  • Síntomas físicos de ansiedad
  • Aprender a gestionar mejor la presión diaria
  • Identifica las causas de tu malestar
  • Aprende técnicas para ser tu propio psicólogo
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA