Tratamiento eyaculación precoz

eyaculación precozPodemos definir la eyaculación precoz como la dificultad para frenar el reflejo eyaculatorio al poco tiempo de comenzar la interacción sexual: desde el comienzo del juego amoroso, desde antes de la penetración o al poco tiempo de esta. La consecuencia más habitual es la imposibilidad de continuar el coito el tiempo suficiente como para que la pareja pueda conseguir el orgasmo.

Se calcula que entre un veinte y un cuarenta por ciento de los hombres han padecido alguna vez este problema, si bien sólo el veinticinco por ciento de las personas que lo padecen, consideran este problema causa suficiente para acudir a un especialista. La eyaculación precoz puede mostrarse como un trastorno permanente o esporádico.

En raras ocasiones este problema se manifiesta por causa orgánica, casi siempre es el aprendizaje sexual previo el que lo determina. La ansiedad mantenida y las experiencias sexuales repetidas en las que el hombre se vio impelido a eyacular, bien por el lugar que no era lo suficientemente íntimo y era fácil verse sorprendido, bien por contactos con prostitutas, etc, facilitará la eyaculación. Expresado de esta forma hay que entender que eyacular precozmente es la consecuencia de un hábito. El hombre se ha “entrenado” en eyacular rápidamente.

Cuando las exigencias varían y lo más importante no es eyacular (hay más tiempo, intimidad, la pareja reclama una atención mayor) el hombre se siente incapaz de retardar la eyaculación a pesar de su deseo. Además, cuanta mayor sea la necesidad de aguantar, mayor será la probabilidad de no conseguirlo, ya que como comentaba antes, la ansiedad acorta el tiempo total. Por esta razón es deseable que la pareja anime a su compañero a buscar apoyo psicológico para resolver el problema, en vez de generar reproches o callarse intentando hacer que no es importante.

Si revolvemos un poco en la historia del ser humano podríamos decir que en sus comienzos el eyaculador precoz tenía más probabilidades de inseminar a las hembras, luego era un rasgo adaptativo. Con los siglos de evolución técnica, cultural y social, la relación sexual comenzó a tener un papel diferente al puramente reproductivo, y es entonces cuando al hombre se le exige un retraso en su eyaculación para convertir el acto sexual en un comportamiento social.

El tratamiento de la eyaculación precoz se aborda desde el reaprendizaje de la conducta sexual. El eyaculador tiene que aumentar el control sobre su reflejo aprendiendo técnicas de focalización sensorial y de bloqueo. En los casos en los que la ansiedad está muy presente es necesario también reducir sus niveles. Siempre que se pueda contar con la ayuda de una pareja estable para abordar el tratamiento, los resultados serán más rápidamente generalizables y se producirán con mayor rapidez.

Eyaculación precoz, si le ha parecido interesante, compártalo pinchando el los iconos de las redes sociales, Gracias 😉

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de PsicologodeCabecera.com y de Gabinetedepsicologia.com.

No hay comentarios aún

Escribir un comentario