Tratamiento del Yip, aspectos psicológicos del golf -parte 2-

tratamiento del yipCuando se producen errores atribuibles al yip, lo normal es buscar ejercicios y consejos para que la parte técnica no falle y no sea la responsable de los errores. El beneficio es ambiguo. Hay jugadores que temporalmente evitan los yips, pero normalmente no los resuelven. Al tiempo vuelven y se ven atrapados en el mismo bucle. Los cambios técnicos suelen cambiar el foco de atención mental y por eso alivia los yips, pero si la causa es psicológica volverán con el tiempo.

No pensar es imposible, cuando el jugador se centra en no hacerlo, existen muchas probabilidades de que el yip se potencie aunque crea estar haciendo lo correcto. Leía un foro los comentarios de jugadores con yip, el consejo que recibe uno de ellos es: “Palabra clave es: BLANCO. Cualquier cosa para mantenerse desconectado ayuda. Trotar en el tee antes ponerte a la bola. Hacer una broma con los compañeros de partido. Masticar un chicle. Cualquier cosa que distraiga o desactive las partes conscientes del cerebro, dejando que sea la memoria muscular la que golpee la bola por ti”. La verdad es que es un consejo que apunta en la dirección correcta, pero  aun así el efecto que producen estos consejos es focalizar más aún al jugador en el yip. Nada útil.

La solución para los yips no suele ser cambiar la técnica, si bien opciones como cambiar de tipo de approach (hacerlo por medio de híbridos, por ejemplo) funciona bastante bien. Tampoco ayuda simplemente no pensar. Más bien todo lo contrario.

La clave está en conseguir que la amenaza del error no determine el swing

La clave está en conseguir que la amenaza del error no determine el swing. Para ello hay dos caminos: aceptar el error y ser capaz de ilusionarse con hacer el swing. Son dos opciones no excluyentes, pero que desde luego no se alcanzan con tan solo desearlo. Aceptar el error o el fallo, habría que decir que es la propia esencia del juego. En eso se basa el concepto de handicap. En cuanto a ilusionarse con el swing, es conseguir que el jugador vuelva a sentir ganas de darle a la bola y de que la bola haga lo más parecido posible a lo que él quiere.

Siempre que se aprende un procedimiento o una habilidad nueva, se producen variaciones en su adquisición. No se consigue una evolución lineal. Cualquiera que juegue al golf sabe que el aprendizaje a veces es lento y requiere mucha práctica para interiorizarlo. En este caso aprender a combatir el yip, requiere paciencia y práctica, y mucho ensayo/error.

Para resolver el yip es necesario

1. Entender el problema.
2. Aprender qué aspectos psicológicos están implicados.
3. Aceptación del error: aplicación práctica de soluciones y consejos.
4. Ilusionarse por el swing: repetición y paciencia.

Los dos primeros puntos están comprendidos en la primera parte de este artículo: “qué es el yip”, ahora nos vamos a centrar en los dos segundos.

Fase 1: La anticipación y aceptación del error:

Aun cuando el yip esté circunscrito a un tipo de golpe: putt, aproach o driver por ejemplo, el primer paso es cambiar el foco de atención. No puede ser que todo gire alrededor de una negación: no quiero fallar. Hay que conseguir centrarse en lo que sí quiero hacer. Hay que salirse del bucle de buscar siempre las mejores condiciones para garantizar el golpe perfecto. Tiene que ser usted quien decida hacer frente a las adversidades. No hay que esperar a que las condiciones sean perfectas para impactar la bola. Por esa razón voy proponerle unos cuantos ejercicios centrados en esa meta:

  1. Pida que sus compañeros de partido se muevan y hablen mientras ejecuta el golpe.
  2. Haga vueltas de práctica con auriculares. Conecte música o mejor algún podcast en el que pueda ser distraído. Es importante que sea algo decidido por usted. Una distracción a la que debe hacerle frente.
  3. En la misma línea anterior, haga una grabación en la que durante media hora vaya usted mismo hablando, gritando, aplaudiendo, silbando… lo que se le ocurra. Si durante una vuelta de práctica se pone la grabación en bucle, irán apareciendo distracciones que coincidirán con distintos golpes en cada ocasión… de nuevo lo genial de esta pauta es que está siendo usted quien decide cómo y cuándo ser molestado… y hacerle frente.
  4. Puestos a ser creativos ponga hojas, trozos de hierba o deje caer algún tee dentro de su campo de visión tras la bola o en la continuación de la línea del putt tras el hoyo.
  5. Este ejercicio es muy duro pero extremadamente útil: decida cometer usted el error. Si su yip fuera con el putt, en una situación a unos 70 centímetros del hoyo, decida impactar a la bola con más fuerza de la necesaria. Golpéela para pasarse un metro. No se justifique con sus compañeros de partido. Es usted quien lo decide, no es el yip quien lo decide por usted. Este ejercicio debería repetirse un mínimo de tres veces en una vuelta, y un máximo de seis. Los yips, es decir los que no ha decidido usted, no cuenta en la suma total. Adapte este ejercicio al yip de aproach o en el tee de salida
  6. Es bueno que si juega con sus amigos se juegue una bolita. Es bueno que asuma que le gusta ganar pero ahora toca perder para luego ser capaz de ganar. ¡Seguro que sus compañeros estarán encantados con mi consejo! En cualquier caso esto es para usted, no para ellos.

Estos 6 ejercicios deben repetirse un número de sesiones de entrenamiento que irá entre 15 y 60 en función de lo enquistado que esté el problema. El avance se puede medir  en función del bloqueo que aún genere el exponerse a este tipo de ejercicios y cómo dificulta la ejecución normal de un golpe. Cuanto menos dificulte un buen golpe más cerca estamos de pasar a la fase 2.

Fase 2: volver a dar el control al cerebelo.

Si se ha completado la fase 1 es el momento de seguir. Si no se consiguió lo propuesto en ella no le aconsejo que pase a esta. Le complicará más su problema. Vayamos ahora con lo que le contaba sobre el cerebelo y el cerebro en la primera parte: “qué es el yip”. El yip se potencia cuando el jugador quiere hacer conscientes un montón de movimientos que el cerebro se ve incapaz de controlar. Así pues es el momento de volver a automatizar el swing. Las pautas que le pueden ayudar a lograrlo son:

  1. Hay enfocarse en un punto pequeño. Desde la salida si podemos apuntar a un árbol, o mejor a la rama de un árbol, nos ayudará a focalizarnos en  la meta y a reducir el número de instrucciones sobre lo que se debe o no hacer. Esto se puede aplicar a cualquier tipo de golpe desde el tee al hoyo.
  2. Si quiere darse una instrucción relacionada con el swing tiene que ser breve y sobre un solo aspecto. No puede decirse: no dobles las manos al subir, no dejes caer el palo y acelera al pegarle. Son muchas pautas y el cerebro se aturullará. Da igual lo que crea que es capaz de decirse, el cerebro no puede con tantas instrucciones. Si quiere trabajar esos aspectos hágalo en la cancha de prácticas y no jugando (ni siquiera si la vuelta es de práctica).
  3. Atendiendo al ejemplo anterior, no hay que dar consejos en negativo. Eso también dejará a su cerebro paralizado: “no quiebres la muñecas” funciona mal, es mucho mejor, sube en bloque, o tira de los hombros. Las instrucciones que incluyen negaciones se procesan de la siguiente manera: ” tengo que quebrar muñecas”, y luego hay que añadirles “no quebrar”. Este tipo de órdenes pocas veces transmiten la orden correcta a las muñecas.

Fase 3: chulería

Hay que volver a ilusionarse con los golpes. Una vez completadas las dos fases anteriores hay que volver a hacer cosas que le hagan disfrutar. Haga como los jugadores de billar: “bola negra rebota con la tres y entra en la tronera de la izquierda” verbalice su golpe y cómo va a hacerlo: “bola abierta pasando debajo del árbol” Es especialmente importante hacerlo con los golpes afectados por el yip. Lo normal que haga mucho tiempo que en lugar de decir lo que quiere solo se haya centrado en no pensar y en ocultar su temor. Ser algo chulillo y verbalizar el acierto, entendiendo que no siempre lo conseguirá, es estar más cerca de disfrutar y asumir que se producen errores y no es tan malo. Ahora no es solo un deseo, empieza a ser una realidad.

Este es el momento de ser consciente de que cuanto más se desea hacer un buen golpe en una competición mach, por ejemplo; más gozoso es centrarse en lo que se sabe para ganar al compañero competidor. Ahora es cuando se puede empezar a sacar el puño cuando está en una situación de competición. Ahora es la oportunidad de hacerlo bien y luchar contra sus pensamientos obsesivos y miedos. En este punto es donde volvemos a ilusionarnos con el swing y el golf.

volver a ilusionarse con el golf

Unos consejos generales para la gestión de la presión en el golf, artículo:

  • Cuidado con los enfados, no potencian la habilidad y casi siempre favorecen el querer encontrar pruebas de que no es justo, se tiene mala suerte, que no se puede hacer nada para mejorar… Nada más falso, aunque parezca muy cierto.
  • Se gana con paciencia. Casi siempre la paciencia, o lo que es lo mismo el saber esperar para ganar ayuda a que otros competidores se vayan descartando ellos solos. A veces la victoria se alcanza gracias a la paciencia.
  • Cuidado con los consejos que no se piden. A veces los consejos bienintencionados de compañeros sobre nuestro movimiento o nuestra técnica pueden sacarnos de nuestro foco. Se pueden escuchar, pero hay que tener cuidado con querer ponerlos en práctica. Suelen ser más negativos que positivos.
  • Acepte su personalidad. Cada deporte es diferente, pero usted es el mismo. Saber cómo es le ayudará a no buscar tener una actitud que vaya con su manera de ser. Se suele rendir mejor si unimos nuestras características a nuestro deporte.

Tags: , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de Gabinetedepsicologia.com

2 Respuestas to “Tratamiento del Yip, aspectos psicológicos del golf -parte 2-”

  1. Federico
    junio at #

    Muy útil !

Escribir un comentario

SUBSCRIBE TO NEWSLETTER
Turpis dis amet adipiscing hac montes odio ac velit? Porta, non rhoncus vut, vel, et adipiscing magna pulvinar adipiscing est adipiscing urna. Dignissim rhoncus scelerisque pulvinar?
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO PARA ESTAR AL DÍA DE LA PSICOLOGÍA CLÍNICA
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO Y DESCÁRGATE GRATIS UNA GUIA PARA TRATAR LAS OBSESIONES
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE Y DESCARGATE GRATIS UNA GUIA PARA AFRONTAR EL MALESTAR SOCIAL
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
SOLICITA UNA CITA AHORA y paga el 50% en las 2 primeras citas
El coste de las sesiones es de 60€, siendo su duración de unos 50 minutos en cada caso. La frecuencia suele ser semanal, si bien eso puede variar según los casos. Los horarios son de lunes a viernes de 10 a 21 horas, en horario UTC +1. La forma de pago puede ser por trasferencia bancaria o PayPal.
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte. SOLICITA AHORA UNA CONSULTA con nosotros. ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
  • Ideas obsesivas
  • Preocupaciones
  • Síntomas físicos de ansiedad
  • Aprender a gestionar mejor la presión diaria
  • Identifica las causas de tu malestar
  • Aprende técnicas para ser tu propio psicólogo
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA