Tratamiento de la ansiedad en exámenes

tratamiento de la ansiedadMayo y junio son meses extraños. Llega el calor pero también hay muchos días lluviosos y fríos y los estados de animo fluctúan. A todo esto se le añade que llegan los exámenes finales. La mayoría de los estudiantes tienen sus exámenes decisivos en esta época del año. Pruebas como la selectividad son las que pueden decidir si un estudiante cursará el siguiente curso aquello que desea o no. Hay mucho en juego y mucha presión. Esto causa en muchas personas una respuesta emocional caracterizada por una gran ansiedad.

Esta ansiedad y estres responden a un exceso de lo que se conoce como motivación. Esta es una activación necesaria a la hora de emprender algo. Es la que nos dice que algo es importante y que debemos estar alerta y activar nuestros sensores biológicos para sacar el máximo rendimiento. El problema viene cuando esta motivación se desborda y se convierte en miedo o nos pone en alerta frente a peligros inexistentes. Es entonces cuando pueden surgir en nosotros preguntas como: “Esto es muy difícil”; “No me va a dar tiempo a estudiarlo todo”; “Voy a suspender”. Preguntas que son irracionales porque no tienen correspondencia con la realidad. Se basan en hechos que imaginamos. Esto nos provoca cada vez más ansiedad y es cuando conviene recurrir al tratamiento de la ansiedad.

La ansiedad actúa en nosotros a tres niveles: fisiológico, cognitivo y conductual.

  • Fisiológico: nuestro corazón late mucho más fuerte, sentimos temblores, sequedad de boca…
  • Cognitivo: tenemos pensamientos automáticos negativos basados en distorsiones cognitivas. “No voy a poder aprobar”, “No sirvo para esto”…Pensamientos que, en la mayoría de las ocasiones, no tienen correspondencia alguna con la realidad.
  • Conductual: tiene relación directa con el cognitivo: actuamos como pensamos. Estamos inquietos, desasosegados, no nos concentramos, nos movemos de un lado a otro, nos falla la atención a lo que estamos haciendo…

Tratamiento de la ansiedad

Para contrarrestar estos síntomas, puede ser sumamente beneficioso recurrir al tratamiento de la ansiedad por parte de un psicologo clinico. Un buen psicologo clinico que trabaje con la terapia cognitivo conductual puede hacer el siguiente tratamiento de la ansiedad:

  • Enseñarnos en el plano fisiológico a tener control sobre nuestros síntomas corporales. Para ello, puede enseñarnos técnicas de relajación como la de Jacobson, que consiste en tensar y distender alternadamente los músculos de nuestro cuerpo.
  • En el plano cognitivo nos ayudará a estar alerta a todas las frases irracionales que nos decimos en época de exámenes. Esto requiere práctica y esfuerzo pero un buen psicologo clinico nos enseñará cómo hacerlo. Se trata de detectar estos pensamientos cuando surjan y oponerles otros racionales. Por ejemplo, si pensamos que no nos va a dar tiempo a estudiarlo podemos oponer esta idea racional: “Ya lo has logrado otras veces. Si aprovechas bien el tiempo, lo conseguirás”.
  • En el plano conductual, por último, nos puede enseñar a ver qué hacemos cuando tenemos ansiedad. Si por ejemplo nos da por arrancarnos pelos de la cabeza u otras partes del cuerpo (tricotilomanía) nos ayudará a buscar otras actividades incompatibles con esto, como juguetear con un bolígrafo, por ejemplo. Sin duda, esto último es preferible.

En resumen, si estás en época de exámenes y tienes ansiedad, no dudes en recurrir a la figura de un psicologo clinico. La psicología clínica basada en la terapia cognitivo conductual puede ayudarte mucho. El tratamiento de la ansiedad en buenas manos hará que estés mucho más tranquilo ante la prueba que debes enfrentar. Tu salud psicológica te lo agradecerá.

Tags: , , , ,

No hay comentarios aún

Escribir un comentario