¿Tengo lo que construyo, o tengo mala suerte?

mala suerte, o ¿tienes lo que construyes?¿Tiene lo que construye? hay quien dice que no, que a menudo no se corresponde lo que se tiene con lo que uno ha trabajado para obtener un resultado. La verdad es que es interpretable y es difícil certificar que solo nuestro esfuerzo produce beneficios, pero la verdad es que mi trabajo diario en consulta me hace pensar que normalmente tenemos lo que construimos, que por cierto no es lo mismo que decir “tienes lo que te mereces“. Se puede merecer o no pero en función de las decisiones, de los miedos, de las parejas que elegimos, o del ocio que buscamos, entre otras muchas variables, construimos vidas que producen diferentes consecuencias.

He dedicado recientemente algunos artículos a hablar sobre la toma de decisiones, el manejo de los errores y las pautas en psicoterapia, me gustaría centrar hoy mi atención en analizar algo que se confunde y no nos ayuda a construir situaciones de bienestar: las diferencias que existen entre hacer renuncias y procrastinar. En este sitio web hemos hablado en más ocasiones sobre la procrastinación y aquí dejo un enlace para poder leer más en detalle en qué consiste. Del mismo modo hemos hablado de la utilidad de hacer renuncias en el momento adecuado, pero no hemos puesto todavía en relación renunciar y procrastinar.

Tienes lo que mereces, o no…

Definamos brevemente ambos términos. Procrastinar es posponer decisiones y tareas para otro momento sin haber decidido del todo hacerlo. Es una manera de alejarse de lo que genera malestar sin tener que comprometerse con esa decisión. Por otro lado hacer renuncias implica que en ocasiones hay que dejar de hacer, o dejar algo para otro momento, y puede ser con el fin de sentirse bien, o también como al procrastinar, para no afrontar algo. En psicoterapia muy a menudo proponemos a nuestros pacientes ciertas renuncias que tienen como meta convivir con algunos malestares, normalmente cuando se lo proponemos lo hacemos para que por medio de experimentos sean capaces de sentirse menos agobiados o ansiosos. Hacer renuncias  que sean útiles psicológicamente implica dejar de hacer cosas que uno desea con la finalidad de ser capaz de no agobiarse. No es renunciar a una necesidad, tipo te dejo esto y yo me quedo sin ello, son renuncias a ser bien valorado, a conseguir que el otro tenga una buena imagen de uno… Las primeras cuestan poco a las personas que desean llevarse bien con otras.

Las renuncias que ayudan a sentirnos bien son las que no ayudan a afrontar nuestros temores, inseguridades y bloqueos

Posponer es la palabra más asociada a procrastinar pero también puede tener que ver con renunciar, o hacer renuncias. En ambos casos se trataría de poder dejar algo para otro momento, o quizás definitivamente. Aun así las renuncias que ayudan a sentirnos bien son las que no ayudan a afrontar nuestros temores, inseguridades y bloqueos. Por esta razón creo que es bueno que veamos que sólo posponer no es el tipo de renuncia que favorece la toma de decisiones, el afrontar los conflictos, etc.

renuncias y procrastinarHacer renuncias implica compromiso con lo que se renuncia, procrastinar no.  Cuando hacemos una renuncia debería ir acompañada del compromiso interior sobre lo que puede llegar ocurrir. Cuando procrastinamos es distinto, nos convencemos de que hay otra tareas que podemos hacer para no afrontar realmente que vamos a dejar para otro momento. Sobre este tema le recomiendo que lea el artículo sobre retos y obligaciones, en él se explican en detalle muchas de estas cuestiones.

Por tanto no creo que se llegue a los malos resultados  normalmente por casualidad, suele ser la consecuencia de las elecciones que previamente hemos tomado: abandonar ocio, amigos, centrarnos en el trabajo… Uno puede convencerse de que la pareja no está mal, de que es posible que más adelante cambie, pero si lo que hay de fondo es no querer afrontar el miedo a la soledad, lo normal es que las decisiones acaben haciendo que se esté con una pareja durante mucho tiempo, sintiendo que se tiene mala suerte porque no se es feliz. Este sería un buen ejemplo de tienes lo que construyes, y de la diferencia clave entre hacer renuncias y procrastinar. 

 

Tags: , , , , , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de Gabinetedepsicologia.com

No hay comentarios aún

Escribir un comentario

SUBSCRIBE TO NEWSLETTER
Turpis dis amet adipiscing hac montes odio ac velit? Porta, non rhoncus vut, vel, et adipiscing magna pulvinar adipiscing est adipiscing urna. Dignissim rhoncus scelerisque pulvinar?
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO PARA ESTAR AL DÍA DE LA PSICOLOGÍA CLÍNICA
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO Y DESCÁRGATE GRATIS UNA GUIA PARA TRATAR LAS OBSESIONES
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE Y DESCARGATE GRATIS UNA GUIA PARA AFRONTAR EL MALESTAR SOCIAL
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
SOLICITA UNA CITA AHORA y paga el 50% en las 2 primeras citas
El coste de las sesiones es de 60€, siendo su duración de unos 50 minutos en cada caso. La frecuencia suele ser semanal, si bien eso puede variar según los casos. Los horarios son de lunes a viernes de 10 a 21 horas, en horario UTC +1. La forma de pago puede ser por trasferencia bancaria o PayPal.
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte. SOLICITA AHORA UNA CONSULTA con nosotros. ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
  • Ideas obsesivas
  • Preocupaciones
  • Síntomas físicos de ansiedad
  • Aprender a gestionar mejor la presión diaria
  • Identifica las causas de tu malestar
  • Aprende técnicas para ser tu propio psicólogo
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA