Taquicardia y ansiedad

taquicardiaLa taquicardia o aceleración cardíaca es una respuesta natural del corazón que puede o no tener relación con la ansiedad. Podemos hablar de taquicardia a partir de 100 pulsaciones por minuto en reposo. Las pulsaciones normales en este estado suelen estar entre 60 y 100. El latido está determinado por un señal eléctrica,  marca el ritmo en función de las necesidades de cada situación y en función de la forma física, desgaste, cansancio…

Si usted ha llegado a este artículo buscando en Google sobre taquicardia, es posible que sea porque ha tenido este síntoma y está queriendo conocer las causas y cómo tratarlas. Lo primero es comenzar por la causa orgánica y pedir una valoración al cardiólogo o al médico de cabecera. Después si no hay ningún hallazgo que pueda explicar estos síntomas, es el momento de valorar las causas emocionales como causantes de los cambios de su frecuencia cardíaca.

Taquicardia es un signo de ansiedad

Centrémonos en su origen psicológico, y no en una patología física. La ansiedad potencia las variaciones en la frecuencia cardíaca porque la alerta requiere tener todos los recursos disponibles ante una amenaza. Da igual que sea producto de ver una película, o de un atraco en el que nos amenazan con una pistola. El cuerpo prepara a los músculos, las venas, el corazón… para que puedan ayudarnos a evitar y resolver los peligros. Cuando la taquicardia se mantiene más tiempo o se percibe con intensidad, a veces acompañada de extrasístoles, palpitaciones y de notar el pulso con intensidad en el pecho o el cuello, es posible llegara imaginar que tenemos problemas cardíacos o que podemos sufrir un infarto, o un derrame… A muchas personas lo que les ocurre es que se angustian porque no encuentran la certeza que buscaban a la hora de alejar sus miedos. Digamos que como exponía en el artículo de 10 efectos de la ansiedad en el cuerpo, el estrés puede manifestarse de múltiples formas, y una de las más frecuentes es ésta: la taquicardia y o las palapitaciones.

Cuando se suma la incapacidad para certificar que no nos va a dar un derrame o un infarto, al un miedo a que nos ocurra, es posible iniciar una cadena de pensamientos obsesivos. Éstos suelen alimentarse  de argumentos y pruebas que buscan demostrar que seguro que no va a pasar nada. El problema es que siempre queda un resquicio para la duda, y de ella se alimenta la angustia y la ansiedad.

La peculiaridad de temer la taquicardia es que lo que se teme, precipita que se haga realidad: precipita más taquicardia. De este modo es fácil mantener elevadas las pulsaciones durante horas, días, o incluso semanas, ya que podemos entrar en el chequeo continuo de nuestro estado y de cómo evoluciona a cada minuto. Las personas que se autoobservan mucho suelen desarrollar una habilidad muy afinada para detectar cambios en la frecuencia cardíaca, pudiendo informar de forma bastante acertada sobre esos cambios. Claro que el que haya variaciones no tiene porque ser importante, pero si la vivencia subjetiva es amenazante la persona puede llegar a creer que si se observa de este modo podrá adelantarse a cualquier posible infarto o derrame. El efecto real es que la persona siente una amenaza muy elevada todo el tiempo, produciendo entre otros síntomas más taquicardia y palpitaciones.

El corazón no es un metrónomo.

El corazón por tanto no es un metrónomo, es un órgano pensado para reaccionar constantemente a todo lo que sea necesario para el día a día. Cada vez que subimos escaleras, jugamos o hacemos deporte, o simplemente cuando cambiamos de posición de tumbado a estar de pie, el corazón debe reaccionar para repartir la cantidad de sangre que es necesaria para cada parte del cuerpo. La próxima vez que tenga una taquicardia o que simplemente atienda a su corazón, piense: primero, temer haya un problema cardíaco no hace que sea así. Aunque parezca más probable, no lo es. Segundo, el corazón está preparado y «diseñado» para variar y para latir con rapidez durante mucho tiempo. Interprete su taquicardia como una señal para hacer las cosas con más calma, aceptando mejor algunos límites y incapacidades de su día a día. Si no se reduce no se enfade consigo mismo, simplemente es una señal para buscar hacer cambios. Usted puede elegir si son con ayuda o sin ayuda de un psicólogo clínico.

¿Le parece interesante este artículo? ¿Quiere hacer  algún comentario? Compártalo en las redes sociales o por correo electrónico por medio de los iconos que hay justo debajo. ¡¡Gracias!!

Tags: , , , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de PsicologodeCabecera.com y de Gabinetedepsicologia.com.

12 Respuestas to “Taquicardia y ansiedad”

  1. El Chiringuito
    junio at #

    Wow, leer algunos de sus comentarios y saber que hay más personas con ese mismo temor me conforta de cierta manera, y me hacen pensar que en realidad mi problema no es tan fuerte como el de algunos de uds que han pasado más tiempo con ese malestar.
    En realidad me estaba preocupando y obsesionando de más por mi frecuencia cardiaca, que en días de ansiedad, en días en los que me la pasaba pensando en eso día y noche, a lo mucho que llegaban eran 95-100 palpitaciones por minuto y eso que soy joven de 23 años.
    Me estaba obsesionando con eso, tanto así que hasta bajé una aplicación en mi teléfono que con ayuda de un sensor infrarojo calculaba mis palpitaciones por minuto. Cuando me sentía muy ansioso llegaba a utilizar esa aplicación cada 5, 10 minutos durante todos esos días.
    Todo estaba en mi mente, y entre más trataba de regular mi frecuencia cardiaca, más la aceleraba con esos pensamientos dañinos.

    Yo sé que se siente desarrollar ansiedad por temas relacionados a la sulud de uno mismo, sé lo horrible que se siente y lo desgastante que es estar pensando en una misma cosa día, tarde y noche, es horrible, espantoso; pero así como es de estresante, yo les digo a uds que tienen el mismo problema, o a quien sea que haya llegado hasta esta página buscando aclarar sus dudad respecto a este tema porque lo están sufriendo; TODO ESTÁ EN LA CABEZA, NO NOS SUGESTIONEMOS, NOSOTROS TENEMOS EL CONTROL Y TENEMOS LA CAPACIDAD PARA DEJAR ATRÁS ESAS OBSECIONES DAÑINAS.

    Me quedó comprobado a mí que mi frecuencia cardiaca aumentaba mientras más pensaba en eso, y que no más yo pensara en otra cosa, me concentrara en alguna otra actividad, mi frecuencia cardiaca se normalizaba a ritmos normales.
    Reconocer que tenemos una obseción y que somos nosotros mismos los causantes de nuestras molestías es el primer paso.
    Yo estoy seguro que la mayoría de los que están aquí pueden lograr eso si se lo proponen, si oxigenan su cerebro realizando otras actividades para dejar atrás la ansiedad y la obseción.
    No se desanimen, porque si uds pueden identificar ese patrón, significa que todo ese malestar siempre fue desencadenado por sus pensamientos y no por un problema cardiovascular, y si así fuese, están detectando una posible «complicación» a tiempo y podrán asistir con un médico para despejar sus dudas.

    Sean libres, disfruten la vida, no pierdan más tiempo pensando cosas negativas, y verán que la ansiedad, la taquicardia, palpitaciones, etc, se irán con esos pensamientos negativos.

    ¡Gente, todo está en la cabeza!

    Un saludo, y hasta pronto.

  2. noviembre at #

    muy bueno me tranquilizo soy super traumatico y mas con la crisis que tenemos en venezuela taquicardia es poco

  3. Jorge
    octubre at #

    Hola tengo 20 años y hace aproximadamente 5 meses sufro de taquicardias, siempre que las siento intento controlarme e frenado varias en segundos pero cuando me vence tengo que ir a urgencia donde me hacen esperar bastante y siempre me devuelven a mi casa, aunque descubrieron algo raro en el electro, descubrieron que tengo PR Corto que es producido por WPW fui al cardiologo me hizo el test de esfuerzo, el holter de arritmia y ecocardiograma y todo segun el cardiogolo quede tranquilo por un corto tiempo estoy todo el dia viendome los latidos del corazon incluso despues tener relaciones o al subir la escalera o cualquier cosa que haga, echo bastante de menos a como estaba antes normal. desde la primera vez que me dio mi manera de pensar a cambiando bastante aprecio mas a mi seres queridos pienso bastante en la muerte casi siempre estoy con un dolor en el pecho que no me puedo quitar y ya no se que hacer, siempre que voy a urgencia me dicen que mi ritmo es alto (150) aunque en el holter se registro una taquicardia de 184 mientras tenia relaciones no lo se si es normal tengo bastantes dudas que no dejan mi cabeza tranquila estoy todo el dia pensando si es que tengo esto o si pasa esto y si me esta pasando esto si me hace mal comer esto si estoy enfermo de esto si los medicos no me toman en serio etc etc etc y asi todo los dias todo el dia durante estos 5 meses que han sido los mas largos que e tenido. Casi nunca me habia detenido a pensar en la muerte y ahora que lo hago es bastante duro tener que aceptar que no estaras mas con tus seres queridos que no volveras a disfrutar de su compañia de escuchar su voz de verlos sonreir de abrazarlos que no podras volver a disfrutar de los placeres que tenemos y casi siempre no nos damos cuenta de como estar con tu pareja haciendo el amor de comer con tu pareja de abrazarla acariciarla, de despertar y ver a tu pareja a tu lado al amor de tu vida ver a esa persona que te provoca tantos sentimientos que te a dado tanta alegria que te ama y te aprecia. necesitaba desahogarme en algun lugar gracias espero esten bien y valoren a sus seres queridos y los momentos que tienen junto a ellos no desperdicien el tiempo que tienen aqui solo estamos de pasos no se olviden de eso disfruten al maximo de sus seres queridos amen con todas sus fuerzas dejen de lado el estres los pensamientos obsesivos y tengan mas en su mente el amor que creo que es lo mas importante en esta vida

  4. ross
    agosto at #

    yo tengo 44 y sufro hace muchos años y a pesar de saber que no es un ataque o algo asi…vivo realizan- dome exámenes… todo es el sistema nervioso.trato relajarme y no pasa a más, pero no se quita…igual soy muy nerviosa y eso me activa de inmediato dolores en pecho

  5. Marco Antonio piña resendiz
    julio at #

    Yo tengo ya casi 3 años con la ansiedad se me va se me viene ahora es nuevo síntoma con las taquicardia se siente horrible a mi me duran horas pero ya con el artículo que leí estoy más tranquilo y no le hago caso ya que me dispara mucho la presión y lo único que tengo que hacer es estar lo más tranquilo y que pase la crisis es difícil pero no imposible ánimo a todos

  6. Miren
    julio at #

    Yo tmb sufro este problema desde hace un mes, me han hecho 2 electrocardiog. y todo bien, me han diagnosticado trastorno de ansiedad,pero sigo desconfiando y me voy a un cardiologo de medicina privada, se que es irracional…pero no puedo evitarlo,…,he comenzado a ir a psicologa,…es duro; he sido una persona sana hasta la cecha, 52 años,…y ahora esto me condiciona para llevar una vida normal.

  7. Juan Amaya
    julio at #

    Tengo nada mas 17 años y la mayoria de mi vida la he vividon con ansiedad, pero ultimamente he notado que se me ha intensificado y mas la taquicardia, llegando a pensar que algo malo me va a pasar lo cual me la intensifica mas, esto la verdad me estreza mucho y no me deja desarrollarme con otra gente muy bien, pero solo espero que la taquicardia mia si se deb a a la ansiedad y no algo mayor

  8. Alejandrotam
    diciembre at #

    Muy bueno cuando me dan mis crisis e ansiedad , quisiera correr al médico porque siento que me dará un infarto , y mi taquicardia no para porque me asusto mucho , creo que el leer artículos como este me tranquiliza un poco porque ? No lo sé , pero de que es muy fea la ansiedad , lo es ..

    • Francisco Rivas
      marzo at #

      Yo soy nuevo en esto y cada ves q meda me asusto y deprimo muchisimo

    • Joss
      abril at #

      Me pasa igual que a ti, un miedo terrible

  9. Karyn besser j.
    noviembre at #

    Ese es mi problema..hoy voy al cardiólogo a control..me asustó..además los latidos se detienen y después siguen…

  10. Guillermo
    agosto at #

    Muy bueno gracias

Escribir un comentario