¿Sacas buenas notas, pero te agobian los examenes?

sacar buenas notasResponder sí a esta pregunta, suele ser un indicador de personalidad tendente al estrés. La ansiedad suele estar muy presente en estas personas. Internamente se sienten nerviosas, y con cierta percepción de peligro, ya que en cada nuevo examen aparece la amenaza de que salga mal. Desde fuera son valoradas de manera positiva, se las ve capaces y exitosas en cuanto a los resultados. Las buenas notas suelen satisfacer a padres, amigos y profesores. Puede ser una razón de orgullo para ellos, favoreciendo el que el estudiante quiera seguir haciendo esfuerzos para estudiar y seguir destacando. Cuando las características de personalidad del estudiante, son tendentes al perfeccionismo y la autoexigencia pueden acabar generándole mucho desgaste.

Casi todo el mundo está ansioso en algún momento. Muchos estudiantes se ponen nerviosos antes de un examen o cuando tienen que exponer un trabajo en clase. Estos sentimientos de ansiedad suelen ser puntuales y no se extienden en el tiempo. Cuando no es así, y el alumno responde con ansiedad ante situaciones que aparentemente no entrañan peligro, el  rendimiento académico global se acaba viendo afectado.

Ante la situación de examen y el deseo de sacar buenas notas, se producen con frecuencia algunas sensaciones físicas: sensación de mariposas en el estómago, sensación nauseosa, urgencia por ir al baño, dolor de tripa, dolor de cabeza; también en ocasiones, sensación de temblor, aumento de la sudoración, latidos más rápidos y más intensos. En alguno casos pueden llegar a producirse hasta desmayos y vómitos.

Buenas notas y ansiedad

La relación entre el rendimiento y la ansiedad puede representarse por medio esta curva:buenas notas, curva de ansiedad

Como puede ver, a mayor ansiedad mejor rendimiento, hasta que pasado el punto más alto de la curva, éste comienza a disminuir. De hecho puede llegar un momento en que a pesar del nivel de presión que uno quiere ejercer sobre sí mismo para rendir, sea imposible retener y entender lo que se estudia. Cuando el método para sacar buenas notas está basado en sentir que la presión es máxima, que ya se está al límite, la consecuencia suele ser la de que el rendimiento disminuya. La percepción del estudiante es la de que está haciendo todo lo que debe para conseguirlo,  y eso le calma, pero a cambio pierde capacidad  para rendir completamente al presionarse en exceso. IMG_3899

Paradójicamente si la presión es muy fuerte para conseguir aprobar y sacar buenas notas, puede llegar un momento en el que uno rinda tan poco como el que no tiene motivaciones, ni interés en alcanzar resultados:curva de rendimiento

Por tanto para quienes sacan buenas notas pero les agobia especialmente los exámenes, habría que ayudarles a desdramatizar el peligro del suspenso o del simple aprobado. Tienen que ser capaces de encontrar otros estímulos que les ayuden a estudiar sin sobrepasar los límites razonables de presión. Sentir miedo a las malas notas ayuda a estudiar, pero hay mejores formas de mantener la ilusión y la motivación por el estudio. Aprenderlo en la época de estudiante hará que todo lo que aquí se describe sobre el rendimiento en el estudio, no se traslade al mundo del trabajo.

Buenas notas y ansiedad. Bloqueo examenes. ¿Le parece interesante el artículo?, ¿conoce a alguien con estas características? compártalo por correo electrónico o por medio sus redes sociales. Justo debajo tiene los vínculos a las principales.flecha

Tags: , , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de PsicologodeCabecera.com y de Gabinetedepsicologia.com.

No hay comentarios aún

Escribir un comentario