Relaciones tormentosas, no se producen por casualidad

relaciones tormentosasLa línea divisoria entre el amor, la pasión, la obsesión y el deseo no está siempre bien definida. Muchas veces las relaciones pasan por diferentes etapas en las que predomina unas u otras características. Desde luego en función del momento, del tiempo de relación y por supuesto, de las características de personalidad de las dos personas, podremos hablar de relaciones tipo equipo, de compañeros, de amantes, de competidores, de posesivos, de controladores…

El inicio de una relación puede estar más ligado a la pasión, a la necesidad de poseer al otro, pero no es ni mucho menos exclusivo este sentimiento de esta primera etapa. Hay parejas que se controlan el uno al otro, buscando indicios de infidelidad, de duda sobre lo que siente el otro, aparece el miedo a quedar como un tonto y permitir algo que no se quiere…

Las relaciones tormentosas son cuestión de dos

Probablemente lo más interesante de las relaciones tormentosas es su intensidad tanto en lo malo como en lo bueno. Lo malo no se quiere, y lo bueno engancha. La aspiración de ambas partes es a estar siempre intensamente bien, pero la realidad es que unos y otros episodios se acaban alternando. Las reconciliaciones suelen ser maravillosas, se producen lunas de miel cada cierto tiempo, y se alcanza un nivel de complicidad y de ilusión hacia el futuro difíciles de imitar por medio de ninguna otra forma. Aun así la mayor parte de las relaciones tormentosas acaban por romperse. Los reproches, las faltas de respeto, y en algunos casos las agresiones físicas, hace que sea imposible una última reconciliación. Cuando es así las rupturas suelen ser tan tormentosas como las propias relaciones.

Lo malo no se quiere, y lo bueno engancha

Las relaciones tormentosas son cuestión de dos, y por tanto de la suma de sus partes. Definamos las principales características de personalidad que suelen sumarse para que se produzca una relación tormentosa.

Relaciones tormentosas, opción 1: inseguridad, obsesión (A) junto una persona con características  histriónicas (B)

Veamos la descripción de los dos tipos de personalidad de esta opción 1.

(A) Tiene la necesidad de saber con exactitud los sentimientos del otro (qué le puede gustar, qué le puede molestar, si está enfadado, o divertido, o…), junto con una idealización sobre cómo debería ser una relación de pareja perfecta, junto con no tolerar la posibilidad de perder al otro.

(B) Cuando las características que he descrito antes se suman a una pareja con tendencia a teñir el día a día de cierto dramatismo, con tendencia a tener emociones rápidamente cambiantes, y existe una fuerte tendencia a la seducción y/o al victimismo; tenemos la unión de dos personalidades que con gran probabilidad generarán conflicto y relaciones tormentosas. Para profundizar algo más sobre este tipo de personalidad, le recomiendo que eche un vistazo al artículo: personalidad histriónica

Cuando una de las partes amenaza constantemente con la ruptura, destaca lo que no le gusta, plantea cómo deben ser las cosas, y el otro busca constantemente el modo de evitar ese momento final de la relación, se vive todo como el último instante, como que se puede acabar, parecido a un amor de verano en el que las fechas de vacaciones determinan el final del tiempo juntos. Todo se convierte en algo intenso y apasionado, en donde se potencia la posibilidad de convertir la relación en tormentosa y conflictiva.

Relaciones tormentosas, opción 2: Inseguridad, obsesividad (A)Junto a personas con características obsesivas (con o sin emotividad desbordante) (B)

Esta segunda opción es la que se deriva de la unión de personas con cierto grado de inseguridad, miedo a ser dejadas, y capacidad para demostrar todo el tiempo que si hay un reproche es falso o puede resolverse. En este caso unidas a personas exigentes, inconformistas y con mucha capacidad para detectar lo inadecuado, imperfecto o incorrecto e indicarlo para que se corrija.

image(A) Cuando se repite el patrón A de la opción 1: la persona tiene la necesidad de saber con exactitud los sentimientos del otro (qué le puede gustar, qué le puede molestar, si está enfadado, o divertido, o…), junto con una idealización sobre cómo debería ser una relación de pareja perfecta, junto con no tolerar la posibilidad de perder al otro. Normalmente con la capacidad de esfuerzo necesaria para no darse por vencido con facilidad. Siempre demostrando que se puede seguir adelante.

(B) La persona B tiene la necesidad de certificar que la relación es exactamente la que debería ser. Hay personas que necesitan confirmar que no se están equivocandos al estar con la pareja con la que están. Ponen a prueba al otro, le reprochan, le corrigen… Buscan que sea tan ordenado, aventurero, divertido… como es deseable que sea. A veces se ve caracterizado este patrón por los celos y la necesidad de certeza sobre la fidelidad o la sinceridad de los sentimientos del otro.

Reproches, celos e interpretaciones desconfiadas sobre cualquier conducta cotidiana como “te has sentado en el restaurante en ese sitio para poder mirar a las chicas (o chicos) que entran en el local”. Cuando este tipo de afirmaciones topan con parejas que necesitan convencer al otro de lo absurdo de su reproche y constantemente les quieren demostrar que no es así, aparecen situaciones límite ante la impotencia de ambos por estar calmados gracias a la contundencia de las certezas. Bien por la inseguridad y falta de certezas de uno, o bien por la incapacidad de demostrar lo falso del reproche al otro, no acaban de estar calmados del todo nunca. En estos casos se crean relaciones tormentosas.

En algunos casos cuando el desequilibrio entre una y otra persona es muy grande: gritos, faltas de respeto, insultos… puede llegar a aparecer episodios de maltrato. Se puede superar el mero conflicto y alcanzar la violencia.

Relaciones Tormentosas, opción 3: personalidad obsesivo-exigente (A)  Junto a otra personalidad obsesivo-exigente (B)

Esta  unión en la pareja suele determinar grandes explosiones bastante llamativas para un observador. En este caso ambas partes tienen un estilo de personalidad similar. Son exigentes y tienden a juzgar las cosas de manera dicotómica: blanco o negro. Cuando coinciden en el color, las relaciones son intensas, simbióticas y apasionadas; cuando no es así la necesidad por convencer al otro y defender los argumentos individuales polarizan la convivencia. Surgen las explosiones, los reproches, la intolerancia, a menudo los insultos, e incluso la violencia física.

Son propios de estas relaciones los argumentos sobre lo justo e injusto, la tendencia a dar por hecho que solo hay una manera de interpretar una situación. Suele sentirse que es necesario presionar al otro para que cambie. En muchos casos surge la necesidad de que el otro pague por lo que se siente que son comportamientos inadecuados y premeditados para molestar o hacer daño.

En muchos casos, cuando la relación es muy tormentosa se puede acabar en el maltrato de la pareja. En estos casos se pierde el control y las consecuencias pueden resultar tremendas para ambas partes. Desde luego no siempre es así pero hay que ser consciente de los peligros de determinadas conductas dentro de la relación de pareja. Hace algún tiempo Victoria Trabazo, psicóloga clínica y forense del centro, participó en la serie “amores que duelen”, en Telecinco, en la que se relataron 8 casos de maltrato. Aquí dejo uno de los episodios:

¿Cómo se sale de las relaciones tormentosas?

Lo primero, es necesario que exista más beneficio por dejar al otro que perjuicio. Mientras compensen los buenos momentos, los componentes de esa relación se resisten a romper. Intentarán darse nuevas oportunidades con la esperanza de que cada una de ellas sea la última porque no hagan falta más.

Cuando se desea que el otro cambie: que deje de hablar con gente que no debe, que tenga más detalles para que se demuestre lo mucho que te quiere, que se comporte de forma más segura, que sea mas maduro… Se responsabiliza al otro del malestar de uno mismo. Es muy importante que cada uno asuma su parte. Si uno se siente mal, es consecuencia de la manera en la que se enfrenta a la relación y a las expectativas que se generan. La realidad es que cada uno es responsable de lo que siente, por tanto si no aceptamos al otro como es y le culpamos constantemente de nuestro malestar, no podremos gestionar nuestra emociones. El control estará fuera de nosotros y la capacidad para vivir de forma sana una relación se anulará.

Cuidado con culpar a los demás de lo que nosotros sentimos

Un factor que dificulta el salir de las relaciones tormentosas es el no darse por vencido nunca. El deseo de que las cosas sean distintas alimenta el exceso de adaptación o el exceso de presión sobre el otro.

Desde luego, la incapacidad para manejar los reproches del otro, junto con el miedo al qué pasará tras la ruptura, retrasan la toma de decisiones y cronifican el conflicto. Es muy importante que si se quiere acabar con este tipo de relaciones se potencie una vida en la que no sólo esté la pareja. Debe existir ocio individual, otras amistades, e incluso puede ser de gran ayuda un apoyo psicológico.

Por supuesto, y sin necesidad de que se relegue al último puesto, hay que tomar muy en serio la opción de una terapia de pareja y/o individual para aprender modos diferentes de abordar la relación

¿Vive usted una relación tormentosa? ¿Conoce a alguien en esta situación? comparta este artículo y háganos sus comentarios sobre lo que aquí se dice.

Tags: , , , , , , , , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de Gabinetedepsicologia.com

19 Respuestas to “Relaciones tormentosas, no se producen por casualidad”

  1. Avvy
    septiembre at #

    Hola, tengo un año viviendo con mi pareja, estoy casada, y la vida no es nada a cómo cuando salíamos, tenemos muchos problemas y no por cosas causadas exactamente por nosotros, su ex, la mamá de sus hijos le ha echo la vida de cuadritos a él, antes de mi y justo estando a mi lado, yo siempre lo consuelo y veo cómo ayudarlo, la ex vino a dejar a los niños en mi casa, ellos estuvieron conmigo por un año, y ella cobraba el children support, le robó un dinero a el, y yo lo vi muy desesperado todo este tiempo por la citación economica, yo tengo un niño de 9 años y estoy embarazada!, apunto de aliviarme y cada vez que ella le hacía algo a él que le perjudicara el se entendía del coraje y se desquitaba conmigo, hasta llegar a los golpes, me dice que tengo que estar agradecida por mantenerme a mi y mi hijo, y que el es el que tiene que trabajar y yo también star en casa, que lo tengo que dejar ser su parte de hombre y si el me dice que me calle yo me tengo que callar, por que el es el que tiene voz y voto, ayer, fuimos a una cita en la corte, se puede decir que salió a favor de ella o caso, y cuando salimos yo le dije a él que que había pasado con la demanda que él le iba a poner a ella y todas esas cosas que él estaba decidido a luchar, y solo dijo que ya no lo iba a hacer por qué no quería estar así de mal con ella, y yo me sentí tan mal, por que todo este tiempo, aguante su mal genio por cosas que ella le hacía, lo consolaba, le conseguí muchos papeles para que se moviera, sus hijos son bien groceries conmigo y con mi hijo, y así día día me sentaba con ellos A estudiar en casa por qué no iba a la escuela, y Les quite el pañal, enseñe a leer y muchas cosas y mi marido solo des puesde todo este año dice que mejor la va a perdonar .. obvio yo me moleste y cuando le empecé a decir que en donde había quedado todo lo que habíamos estado luchando me empezó a decir que me callara hasta que me pego, quiere que lo consulte, quiere que lo apoye, que me aguante, pero no quiere que opine, por que eso pasa, así que me baje del carro, y pues no traía dinero, y caminé por media hora hasta que elle habló, y pasó por mi para ir por mi hijo a la escuela. No me siento valorada y me siento triste la mayoría del tiempo, sola. Y las veces que he querido hablar con el de su temperamento siempre se pone a gritar y decir groserías por qué no quiere escuchar eso. Y ahorita no se que hacer …

  2. abril at #

    Tengo 11años con mi pareja Yano recuerdo cuantas veces nos hemos separado ni las razones que tuvimos para aser lo la última ves nos separamos por 7meces creo que yo ya me estaba acostumbrado a estar sin el .peri se dio cuenta yes regreso a casa sin preguntarme ni proponerme nada .comenso a acompañarme a lugares pero luego otra ves se alejo ,nos deja con la esclusa que trabajará pero agarra i se va con sus otros hijos y vuelve bien noche,.aveces me preocupa otras veces ya no pero en el fondo de mi no quiero terminarlo!!!

  3. Beatriz
    abril at #

    Yo estoy atrapada en una relación tormentosa. Llevo 14 años ,lo he dejado 5 veces hasta lo denuncié en la fiscalía por maltrato psicológico, pero el se las ingenia para convencerme volver con él voluntaria o forzadamente, me ha amenazado con matarme, con desprestigiarme en mi trabajo o en mi entorno, y me ha perseguido hasta en los lugares más apartados que he buscado para esconderme, también compro una súper casa para que yo regrese, me pone el mundo a mis pies, se me aparece sin aviso en los lugares donde estoy, siempre estoy asustada de que me haga un espectáculo o de que me mate. Sigo con el pero quiero escapar y no se como lograrlo, ya que todos mis intentos han fallado

  4. Maricarmen
    abril at #

    Qué bien lo has explicado! Tuve una relación así hace muchos años y me dejó muy marcada y mal! Me he sentido culpable mucho tiempo por haberla dejado! Sólo falta que expliques algo más! Sí ese tipo de comportamiento hace que se torne en una relación tormentosa e insatisfactoria, pq cuesta tanto dar el paso para dejar a esa persona y porque se tarda tanto en olvidarla y dejar de quererla?

    Gracias he comprendido un poco mejor mi personalidad!

  5. septiembre at #

    Hola,
    no se por donde empezar…
    Llevo 18 años con mi marido, todos tormentosos, pero cuando estamos bien somos felices y cuando aparecen las peleas somos destructivos el uno con el otro. Yo le propuesto separarnos casi siempre que nos peleamos. Yo no puedo perdonar cosas que me ha dicho dolorosas… Normalmente soy yo la que mas insulta pero el me reprocha cosas de hace años… en fin que cada mes tenemos una gorda y nos tiramos una semana sin mediar palabra… luego viene la reconciliación y es divina… y vuelta a empezar otra vez… No se que hacer, ya no quiero ni reconciliarme ni acostarme con el… ya no me compensa esta situacion….. me siento fatal y no se para donde titrar..

    muchas gracias,
    Sonia

  6. alejandra
    abril at #

    cuando es una relacion asi… es mas sano terminarla?… o con ayuda psicologica se puede… que pasa cuando ya los limites se excedieron?… ahi ya no hay solucion?

    • abril at #

      Hola Alejandra, no hay una respuesta general para estos casos. El mejor consejo es que primero busques tu bienestar y desde allí será más fácil decidir.

  7. angeli ramos
    marzo at #

    bueno de verdad quisiera dar un paso y dejar esta relacion tormentosa que vengo arastrando pero no se ni por donde empezar llevo 11 años de muchos conflictos y no entiendo es como un amor enfermo obsesivo problematico dañino malo y sigo en el como debo rompe con este yugo enfermo

  8. Ingrid
    diciembre at #

    Estoy algo confundida no sé si en este post están sugiriendo que cuando existe una relación tormentosa la única salida es LA SEPARACION o si existen otras medidas para permanecer en la relación pero sanamente

  9. Leandro
    mayo at #

    Buen día, viví una relacion tormentosa, estuve 2 años con mi pareja, al principio de maravillas, al año un infierno, me insultaba, era celosa enferma, siempre la respete pero me tomaba de mujeriego, putero, incluso en ocasiones me araño, siempre me culpo de su fracaso, una personalidad cambiante de la noche para la mañana, hacia escandalos por cosas tan simples como no responder sus mensajes de textos al instante, en fin todo mal, hace un tiempo termine y sentí un vacío y tristeza incomparable, no entiendo por que, quizás me afecto en parte los tratos que me daba. No se que me pasa. Necesito un consejo. Hasta hace unos días me mandaba mensajes de textos diciendo que me extraña y al otro día me mandaba a la m.. Entro en mi correo, celular, un tormento.
    Necesito un consejo, por que ante todo este maltrato la sigo queriendo, no se que me pasa.

  10. Octavio Sinclair
    abril at #

    No me parece adecuado decir que las personas son iguales dentro de las relaciones de pareja heterosexuales. Dada la sociedad machista en la que vivimos el hombre tiene cierta supremacia sobre la mujer en la pareja. Las mujeres culturalmente tienen asignado el rol de ama de casa, madre y objeto de placer para el hombre. Si vemos claramente que esta situacion se repite como una constante a tal punto de que se creo la figura de “feminicidio” ¿se puede simplemente hablar de relacion tormentosa sin tener en cuenta el rol de genero? ¿se puede simplemente segmentar por tipo de personalidad sin distincion del sexo?

  11. Fiorella
    diciembre at #

    Despues de la separación,me siento muy triste es lo normal. Pero me siento en mil pedazos no se como arreglarme habìa olvidado quien soy hacia mucho tiempo,ya no tengo la voz en mi cabeza que todo lo q hacia por que sino iba a dañar a quien y a la relación. Tengo muchos recuerdos malos insultos ofensas y mi unico error fue enamorarme y pensar que algun dia cambiaria 2 años y 9 meses y nada cambió. No se como empezar:(

  12. BrisaMarina
    junio at #

    Psic. Fernando me ha gustado mucho su artículo, al leér esto no puedo evitar la rabia que me da el saber que lamentablemente la relación de pareja que mantenía recientemente se colapsó por ser de estas características: el perfeccionismo que mi pareja exigió en nuestra relación lo llevó al derrumbe…. se terminó algo real …
    agradezco su artículo porque supo dar en el razonamiento que mi inconsciente pensaba pero no podía expresar, lo cito nuevamente porque es una verdad:

    … “Si uno se siente mal, es consecuencia de la manera en la que se enfrenta a la relación y a las expectativas que se generan. La realidad es que cada uno es responsable de lo que siente, por tanto si no aceptamos al otro como es y le culpamos constantemente de nuestro malestar, no podremos gestionar nuestra emociones.”

    siempre hubo una diferencia muy grande entre él y yo: su espectativa sobre algo irreal (su falacia de justicia) superó su aceptación por mi persona (yo solo era valiosa para él en función de las cosas que hacía bien, porque las demás se negaba a aceptarlas y exigía cambiarlas para poder estar en esa relación perfecta), él quería “tiempo de calidad” donde siempre estuvieramos felices… no cabe duda que estabamos destinados a conocernos pero no a estar juntos.
    🙁

  13. Carlos
    junio at #

    Y bien, ¿qué hacer una vez que nos sentimos identificados?
    Deseo compartir esta información con la persona con quién he terminado, pero sería tan B de mi parte…además ha sido tan reciente la ruptura, que temo sea contraproducente.
    Me he identificado con los dos primeros casos. Ella la A y yo el B.

  14. mayo at #

    Hola Dr. me ha gustado su artículo, soy profesora de Secundaria y pienso hacer mi clase con él, ya que algunas de mis alumnas, están viviendo esa clase de relaciones, a tan corta edad, puede ser tal vez por el espejo que tienen en casa.

    • mayo at #

      Hola Gisse, ¡gracias por contármelo! Estoy encantado de ser de ayuda y de que mis artículos puedan mejorar la vida de algunas personas.
      Saludos

  15. Fco A.
    mayo at #

    Excelente articulo.
    Creo yo… que también debemos tomar en cuenta como llevar el mensaje de la mejor forma apropiada porque de por si son tormentosas las relaciones se tornen aún mas diciendoles que están en cuadro de los que explican en el articulo.

    Gracias!

    • mayo at #

      Hola Francisco, mi idea es que al leer el artículo se pueda identificar cada persona dentro del patrón tipo de consulta. Si la persona ya siente que su relación es tormentosa, por medio de este artículo puede entender porqué lo es. Me alegra que te haya gustado!

Escribir un comentario

SUBSCRIBE TO NEWSLETTER
Turpis dis amet adipiscing hac montes odio ac velit? Porta, non rhoncus vut, vel, et adipiscing magna pulvinar adipiscing est adipiscing urna. Dignissim rhoncus scelerisque pulvinar?
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO PARA ESTAR AL DÍA DE LA PSICOLOGÍA CLÍNICA
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO Y DESCÁRGATE GRATIS UNA GUIA PARA TRATAR LAS OBSESIONES
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE Y DESCARGATE GRATIS UNA GUIA PARA AFRONTAR EL MALESTAR SOCIAL
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
SOLICITA UNA CITA AHORA y paga el 50% en las 2 primeras citas
El coste de las sesiones es de 60€, siendo su duración de unos 50 minutos en cada caso. La frecuencia suele ser semanal, si bien eso puede variar según los casos. Los horarios son de lunes a viernes de 10 a 21 horas, en horario UTC +1. La forma de pago puede ser por trasferencia bancaria o PayPal.
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte. SOLICITA AHORA UNA CONSULTA con nosotros. ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
  • Ideas obsesivas
  • Preocupaciones
  • Síntomas físicos de ansiedad
  • Aprender a gestionar mejor la presión diaria
  • Identifica las causas de tu malestar
  • Aprende técnicas para ser tu propio psicólogo
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA