¿Qué puedo hacer si alguien con quien convivo huele mal todos los días?

sudorLa convivencia con otras personas conlleva un montón de tira y afloja en lo que se refiere a defender necesidades de cada uno necesita. Aspectos como el tono o el volumen de la voz, las prisas para hacer las tareas, la manera de solicitar ayuda, la manera de ordenar las cosas, los tiempos que son necesarios para cumplir con sus necesidades, y por supuesto el olor corporal, determinan lo fácil o difícil que puede ser una convivencia.

El olor corporal consecuencia del sudor, del cuidado de la boca, o de la manera en la que la persona hace la digestiones de los alimentos, puede ser un punto de conflicto y fricción con quienes convivimos a diario.

En ocasiones son las personas que desprender un mal olor quienes se agobian e incluso bloquean cuando están cerca de otras personas, llegando en algunos casos a sentirse agobiadas incluso cuando no desprenden ningún olor. Hace algún tiempo escribía sobre la halitofobia y los problemas asociados al miedo a oler mal. En esta ocasión vamos a centrarnos en cómo gestionar la situación cuando es otro quien huele mal y hace que la convivencia sea complicada: compañero de piso, de trabajo, amigo…

Dirigirnos a alguien para decirle que huele mal es muy incómodo. Hace que el otro se pueda sentir rechazado, o por el contrario que se enfade y se defienda. Es una situación en la que puede haber tensión y con cierta probabilidad conflicto. decir a alguien que huele malQuien muestra el malestar puede ser juzgado como puntillosos, exagerado… Esto con frecuencia hace que procrastinemos, es decir pospongamos el momento para afrontarlo a la espera de que la otra persona se dé cuenta por sí sola y finalmente resuelva la causa de su mal olor.

Volviendo a las causas, no todas son igual de resolubles, y por tanto no todas están asociadas a la dejadez: el estreñimiento, el estrés, deficiencia de vitaminas, infecciones urinarias, diabetes, alteraciones tiroideas, alteraciones en la glándula suprarrenal, y por supuesto la falta de higiene o el mero acostumbramiento al propio olor. Cuando se repite en el tiempo el mismo mal olor, lo normal es que quien sí lo padece, el compañero por ejemplo, se vaya haciendo mala sangre, cargándose de razones para poder revertir la situación. Desde luego estar muy enfadado es una forma de exponer el malestar para que se pueda resolver, pero la realidad es que suele generar bastante tensión. Quizás podríamos valorar otras alternativas para exponer la situación.

Consejos para decir a alguien que huele mal

  • Usar mensajes en primera persona. Presuponer que el otro tienen la intención de fastidiar, o cualquier otra razón para oler mal (por falta de higiene,  por dejadez,  porque no le importa la gente…) solo bloqueará la comunicación es mucho mejor usar frases como: ¿Desde hace unas semanas hueles a sudor. Quizás sea algo exagerado, pero me incomoda mucho. ¿Es posible que lo resuelvas?
  • Afrontar la opinión negativa. Es posible que el otro se sienta molesto. No hace falta que sea algo muy insoportable para que nos podamos permitir expresar nuestro malestar. Dejemos que el otro lo asuma a su manera, y démosle un tiempo para digerir lo que se le ha dicho.
  • Estar dispuesto a que el conflicto se produzca. Si el otro lo vive como un ataque, se defenderá por ello. Es el momento de afrontar el conflicto y utilizar técnicas asertivas que nos ayuden a centrar el mensaje y conducir nuestra incomodidad. En este artículo sobre comunicación puede leer más sobre ello.
  • No disculparse en exceso por el malestar que se haya podido causar. Si nos disculpamos en exceso se diluye el objetivo del mensaje y la persona puede centrarse más en la disculpa que en la petición que se le hace.
  • Ofrecer opciones. Esta alternativa sólo es recomendable si la persona verbaliza que no sabe cómo evitarlo. Decir lo que tiene que hacer, normalmente se puede ver como una agresión muy directa.
  • pielNo usar frases despreciativas. El uso de onomatopeyas, gestos de desaprobación, y por supuesto desprecios directos favorecen el desahogo de quien se siente agredido, pero suele distorsionar el mensaje, haciendo que no se resuelva la causa del mal olor.

De todas las causas del mal olor, normalmente la que se tolera peor parte de quienes lo huelen, es el olor a sudor. La valoración que hacen es la de que pudiéndose evitar, la persona no se preocupa de cómo los demás se sienten a su lado. Lo viven como una agresión y tiende a generar rechazo. Es común que se creen “grupos de damnificados” por la persona que les hace oler su sudor. Se empieza buscando que otros verbalicen su incomodidad ante el olor y buscan el respaldo de los demás. Cuando se llega a este punto la situación suele explotar haciendo que sea difícil que se gestione bien. Suele haber más tensión y conflicto del que se desea.

Razones principales por las que una persona que huele a sudor no lo resuelve:

  • Se acostumbra a su olor y su nariz no detecta la intensidad del olor a sudor.
  • Problemas olfativos. Las causas de este problema pueden ser desde sinusitis a patologías del nervio olfativo.
  • Estados depresivos en los que la persona no atiende correctamente a su higiene y no valora el impacto que pueda tener sobre otras personas.
  • Estados de evitación, en donde se manifiestan conductas cronificadas de procrastinación. Son personas que suelen querer abarcar muchas cosas pero priorizan hacer lo que están haciendo en ese momento, no hacen renuncias y con frecuencia posponen su higiene. No deciden no lavarse pero a menudo hay algo que dificulta lavarse con regularidad. Obviamente a esta causa han de unirse alguna de las anteriores.
  • Sufre bromhidrosis es una enfermedad relacionada con las glándulas apocrinas que causa un olor muy desagradable e imposible de disimular. No es un problema irresoluble pero requiere algo más que un desodorante. En estos casos se recomiendan jabones que llevan germicidas en su composición para eliminar las bacterias de la piel y que en definitiva son las que descomponen el sudor. Además, también se recomiendan antibióticos tópicos en lugar de cremas hidratantes.

En cualquier caso los conflictos suelen ser inevitables. Le animo a que no posponga la expresión de sus necesidades, merece la pena negociarlas e intentar estar a gusto allí donde esté.

¿Le ha parecido interesante este artículo? ¿Ha vivido o vive una situación como la que aquí describo? Háganos sus comentarios y comparta con nuestros lectores su experiencia.

Tags: , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de Gabinetedepsicologia.com

2 Respuestas to “¿Qué puedo hacer si alguien con quien convivo huele mal todos los días?”

  1. Antonio
    octubre at #

    Pufff, es muy desagradable, sobretodo cuando el salón es pequeño como el de mi casa. el caso es que en mi casa, quien huele mal es mi padre, yo ya se lo comenté, pero con su alto ego y su machismo a decidido tomarme por loca y le da lo mismo el olor que causa en toda la casa, que hacer al respecto. es imposible cada vez que se ducha ni se perfuma.

  2. Ramon
    abril at #

    Buen día

    Curioso y entretenido articulo. Ahora que pasa cuando la pareja o los hijos saben que uno huele mal pero ahi estan… no se quitan aun cuando uno huele feo pero no les causa problemas el humor de uno?

    Gracias

Escribir un comentario

SUBSCRIBE TO NEWSLETTER
Turpis dis amet adipiscing hac montes odio ac velit? Porta, non rhoncus vut, vel, et adipiscing magna pulvinar adipiscing est adipiscing urna. Dignissim rhoncus scelerisque pulvinar?
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO PARA ESTAR AL DÍA DE LA PSICOLOGÍA CLÍNICA
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO Y DESCÁRGATE GRATIS UNA GUIA PARA TRATAR LAS OBSESIONES
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE Y DESCARGATE GRATIS UNA GUIA PARA AFRONTAR EL MALESTAR SOCIAL
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
SOLICITA UNA CITA AHORA y paga el 50% en las 2 primeras citas
El coste de las sesiones es de 60€, siendo su duración de unos 50 minutos en cada caso. La frecuencia suele ser semanal, si bien eso puede variar según los casos. Los horarios son de lunes a viernes de 10 a 21 horas, en horario UTC +1. La forma de pago puede ser por trasferencia bancaria o PayPal.
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte. SOLICITA AHORA UNA CONSULTA con nosotros. ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
  • Ideas obsesivas
  • Preocupaciones
  • Síntomas físicos de ansiedad
  • Aprender a gestionar mejor la presión diaria
  • Identifica las causas de tu malestar
  • Aprende técnicas para ser tu propio psicólogo
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA