Preocupación Vs Obsesión

PreocupaciónNo es lo mismo preocuparse que obsesionarse. Veamos algunas reflexiones que ayudan a entender estas diferencias.

La preocupación surge ante situaciones cotidianas que pueden favorecer la sensación de cierta amenaza o peligro. Este sentimiento se precipita cuando las decisiones que hay que tomar, no tienen soluciones claras.

El pensamiento obsesivo es la incapacidad para detener pensamientos angustiosos, que de forma recurrente reaparecen y bloquean a la persona que los padece. En lugar de tomar decisiones difíciles, lo que se acaba haciendo es constatar la impotencia a la hora de resolver lo que a la persona le angustia.

 

Preocupación

Obsesión

La preocupación no se interpone en el camino de las actividades y responsabilidades diarias. Aquí las preocupaciones pueden interrumpir el desempeño de su trabajo, actividades de ocio, o las relaciones sociales.
Quien las padece, es capaz de controlar sus pensamientos. La preocupación tiende a ser incontrolable. Aunque la persona se esfuerza en alejarse de ellas, la razón no basta para alcanzar la tranquilidad.
Sus preocupaciones, aunque pueden generarle malestar , no causan angustia significativa. Las preocupaciones tienden a ser molestas y estresantes.
El número de preocupaciones diarias es moderado. Las preocupaciones suelen ser realistas. Las preocupaciones tienden a producirse por cualquier tipo de circunstancias o situaciones  manteniendo la sensación de amenaza y peligro, incluso cuando objetivamente  no parece que haya razón para ello.
Las preocupaciones tienen una duración limitada en el tiempo Las preocupaciones suelen ser diarias, y durante periodos largos (meses sin a penas pausas)

En otros artículos, reflexionamos sobre algunas preguntas relacionadas con la preocupación: ¿Necesito tener siempre una preocupación? Muchas personas que se dan cuenta de que tienden a estar preocupadas y se cuestionan esta posibilidad. ¿Me gusta tener problemas? ¿disfruto estando mal?

Las preocupaciones ayudan a evitar amenazas, evitan problemas, te preparan para lo peor, y conduce a soluciones. Por el contrario, es posible que por estar lleno de preocupaciones empiecen a producirse consecuencias negativas: problemas con el sueño, contracturas musculares y sensación de angustia…

Tags: , , , ,

No hay comentarios aún

Escribir un comentario