Ocio

Para cada persona lo que  resulta agradable es diferente. Para unos será divertido el parapente y para otros un taller de literatura. Lo importante es que para ser feliz, siquiera para no estar mal, es necesario tener objetivos, ilusiones y formas de desconexión de nuestras responsabilidades cotidianas. En esta sección vamos a valorar unas pocas alternativas que quizás inicien otra inercia en nuestra vida. ¡ÁNIMO!