Migraña y ansiedad

migraña y ansiedad

La ansiedad tiene mucha relación con la migraña y los dolores de cabeza diarios. Bien como causa o como consecuencia ambas mantienen un vínculo estrecho. Los estudios sugieren que existe una predisposición común para la depresión, la migraña y ansiedad.

Los dolores de cabeza suelen estar causados especialmente por las venas  y arterias del cerebro (cefalea vascular), o por el exceso de tensión de los músculos de la zona craneal, cuello y hombros (cefalea muscular). La cefalea vascular está asociada a una vasoconstricción intensa de venas y arterias, y suelen ir acompañadas de efectos sobre la visión, como visón en túnel o visión parcial normalmente de uno de los ojos, fotofobia y malestar ante el ruido. En ocasiones se une mareo y nausea. El dolor suele tener una extensión generalizada, como con forma de casco. Las cefaleas musculares se asocian a dolores en la zona frontal y la zona occipital, teniendo normalmente más forma de cinta de pelo. En cualquier caso esto es orientativo y pueden darse variaciones entre personas.

Hay diferencias entre la migraña vascular y la  migraña muscular

Las personas que padecen migrañas tienen más probabilidad de desarrollar trastornos de ansiedad y depresión que las personas que no las padecen. Los estudios también sugieren que las personas con migraña crónica son más propensas a tener trastorno por estrés postraumático que la población general.

Ansiedad migraña, tratamiento

No es tarea fácil para los psicólogos y los médicos ayudar a las personas con un trastorno de ansiedad cuando va asociado a migrañas o dolores de cabeza crónicos.

Los médicos han de valorar los fármacos adecuados para tratar el trastorno de ansiedad, buscando que los dolores de cabeza disminuyan o si es posible se eliminen. Existen variedad de opciones entre las que se encuentran algunos ansiolíticos, los antidepresivos tricíclicos, los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) y algunos fármacos antiepiléticos. Además específicamente existen fármacos antimigrañosos de tipo analgésico específicos para la migraña. Algunos de estos medicamentos pueden usarse para tratar de forma independiente cada uno de los trastornos, los de ansiedad o las migrañas. El médico vigila de cerca los efectos secundarios y las interacciones para asegurarse de que la medicación no está haciendo que  empeoren los dolores de cabeza o la ansiedad.

Ya centrados en el punto de vista psicológico, hay que enfocar el esfuerzo en ser capaces de eliminar las fuentes de ansiedad que estén precipitando somatizaciones como las migrañas, hay que trabajar sobre el manejo que cada persona hace de sus fuentes de estrés. Hay que valorar qué circunstancias vive y cómo las gestiona. La terapia cognitivo-conductual se considerará eficaz para reducir los niveles de ansiedad y específicamente para reducir los trastornos psicosomáticos.

Tags: , , ,

One Response to “Migraña y ansiedad”

  1. Emilio
    octubre at #

    Excelente articulo

Escribir un comentario