Miedo a ser feliz

miedo a ser felizQuizás parezca absurdo, que alguien tenga miedo a ser feliz. En cualquier caso ocurre, no por casualidad  y más de lo esperado.

Cada día nos enfrentamos a diferentes malestares, retos, horarios, diversiones, sueño, cansancio… Pero entre medias buscamos sentir, ilusión, placer, reírnos un rato… Planificamos viajes, nos apuntamos a una competición deportiva, nos apuntamos a clases de fotografía, ¡qué sé yo! a cada uno lo que le motiva o le pones las pilas. El caso es que cuando se alcanza el bienestar, hay algunas personas a las que les produce temor poder perderlo. Es frecuente que si han habido periodos anteriores en los que no se han sentido bien, en los que el malestar dominaba, el miedo a estar bien se mantenga de fondo. Algo lógico en realidad, pero si no se resuelve es posible que influya a la hora de no poder conseguir una tranquilidad completa. Tener miedo a ser feliz puede hacer que sin querer boicoteemos nuestro bienestar, que constantemente chequeemos cómo nos sentimos y que al final nos provoque el malestar del que huíamos. Es como la profecía autocumplida.

Tener miedo a ser feliz, también potencia una actitud algo mágica. Parece que el hecho de ser feliz es algo de lo que no hay que alardear: “a ver si al final por decirlo se va a estropear”. La verdad que pensarlo así es como creer que hay una especie de ser superior, un dios, un manitú, que está esperando a que nos sintamos bien para castigarnos por sentirnos así. La realidad es que nuestros miedos son los que actúan en nuestra contra, y por eso somos nosotros quienes podemos acabar alimentándolos.

Estar preocupado por lo que puede salir mal, ayuda a buscar soluciones. Lo malo es que puede también precipitar estados de alarma mantenida, e incluso algún que otro pensamiento mágico: “a ver si por no estar atento a lo que puede salir mal, me acomodo y por vago luego lo acabo pasando peor”. Pensamientos como este pueden hacer que no nos permitamos estar tranquilos, y que sin desearlo estemos siempre manteniendo las preocupaciones en nuestra cabeza.

Creer que quedarnos muy quietos y no hacer nada, nos permitirá seguir manteniendo el bienestar que vamos consiguiendo es muy peligroso. El bienestar es algo dinámico, no es estático. Cuando no lo trabajamos a diario, vamos perdiendo a poquitos algo de calma, ilusión, motivación, etc. En algún momento podemos llegar a sentirnos bien, pero sólo porque sentimos que no estamos mal. Es decir, no porque lo que hacemos nos divierte, o nos anima, sino porque no estamos tan mal como hemos podido llegar a estar. Si esto ocurre, la siguiente etapa será estar peor.

Es mucho más útil reconocernos que estamos bien, compartirlo y crear una conciencia de ello, para que así tengamos una vivencia más realista de lo que vivimos, de lo que está bien y lo que está mal. Podemos hacer que nuestra vida sea mejor si somos capaces de identificar  los momentos buenos y los malos. De esta forma podremos repetir lo que nos funciona y alejarnos de lo que no.

¿Te ha parecido interesante? ¿Comparte este artículo sobre el miedo a ser feliz con tus contactos?

Tags: , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de Gabinetedepsicologia.com

8 Respuestas to “Miedo a ser feliz”

  1. Sasha
    julio at #

    Tal vez lo que me ocurre a mi es miedo a ser feliz…toda mi vida me he torturado con diferentes ideas,si no es con una ,es con otra idea…y cuando he tenido pequeños tiempos en donde me he sentido tranquila,siento temor en que esa tranquilidad no durará y que volveran esas ideas…y siempre vuelvo a torturarme con diferentes ideas y siempre vuelvo a caer presa de el miedo

  2. enrique
    mayo at #

    yo me he desanimano a poder cambiar esos pensamientos, intentas salir das el salto y vuelves a caer, das el salto y vuelves a caer. Al final te das cuenta que nunca jamas podras desacerte de estos pensamientos magicos siempre estaran ahi y tu daras el salto otra vez esperando a que vuelvas a caer. Por eso desanima porque para que dar el salto si volveras a caer? parece que estes metido en una sala de torturas

  3. febrero at #

    Pués la verdad que la vida me ha traido TANTOS DISGUSTOS que ya paso OLÍMPICAMENTE de creer en ¨la felicidad¨.

    • Franco
      marzo at #

      Te recomiendo que aprendas a ser infeliz, lo vas a ser y sentir tooooooda la vida…. este es el estado natural…. por eso cuando uno se siente bien, feliz y positivo al rato empieza a sentirse raro, como que le falta algo, y ese algo es el dolor… y asi uno vuelve como en un eterno retorno a la zona de confort estatica segura de la infelicidad

  4. Miguel
    diciembre at #

    Hola Fernando
    Ese miedo lo suelo tener presente. Suele hacerme provocar en mí una forzada visión pesimista de todo por 2 motivos: ese manitú al q le gusta provocar infelicidad al que te referías y al que no quiero enfurecer y también para estar preparado para cuando las cosas no vayan tan bien. Yo lo llamo pesimismo preventivo.
    Nada productivo, pero a veces está ahí
    Muy interesante el artículo
    Un saludo

  5. M..
    julio at #

    Me gustó mucho!!! Muy bueno!

    • julio at #

      Gracias M…, ¡No dejes de compartir los artículos con tus contactos, nos encanta poder llegar a muchas personas y serles de utilidad!. Saludos

  6. Paola Rivas
    diciembre at #

    Me gusto el articulo pues me senti ultrarepresentada… saber que estos pensamientos los puedo cambiar me da mucho animo…. Gracias!!!

Escribir un comentario

SUBSCRIBE TO NEWSLETTER
Turpis dis amet adipiscing hac montes odio ac velit? Porta, non rhoncus vut, vel, et adipiscing magna pulvinar adipiscing est adipiscing urna. Dignissim rhoncus scelerisque pulvinar?
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO PARA ESTAR AL DÍA DE LA PSICOLOGÍA CLÍNICA
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO Y DESCÁRGATE GRATIS UNA GUIA PARA TRATAR LAS OBSESIONES
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE Y DESCARGATE GRATIS UNA GUIA PARA AFRONTAR EL MALESTAR SOCIAL
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
SOLICITA UNA CITA AHORA y paga el 50% en las 2 primeras citas
El coste de las sesiones es de 60€, siendo su duración de unos 50 minutos en cada caso. La frecuencia suele ser semanal, si bien eso puede variar según los casos. Los horarios son de lunes a viernes de 10 a 21 horas, en horario UTC +1. La forma de pago puede ser por trasferencia bancaria o PayPal.
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte. SOLICITA AHORA UNA CONSULTA con nosotros. ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
  • Ideas obsesivas
  • Preocupaciones
  • Síntomas físicos de ansiedad
  • Aprender a gestionar mejor la presión diaria
  • Identifica las causas de tu malestar
  • Aprende técnicas para ser tu propio psicólogo
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA