Mentir: otra manera de ser bien valorado

MentirDesde pequeños nos enseñan que no es bueno mentir, que hay que decir la verdad. Pero a pesar de esto hay muchos niños que mienten, y sus mentiras nos pueden decir mucho de lo que les puede estar pasando. Por ejemplo, hay niños que mienten para manipular, para conseguir sus objetivos; en estos casos es importante aprender a detectar las mentiras e intentar que el niño no consiga lo que quiere a la vez que le damos otras opciones más adecuadas para alcanzar lo que pretendía. En otros casos los niños mienten para ser aceptados en un grupo, de esta forma, si se inventan historias fantásticas llaman la atención y se sienten más aceptados; en estos casos sería importante enseñarle al niño las habilidades sociales necesarias para que consiga amigos sin tener que mentir.

Por otro lado, en ocasiones observamos a niños que mienten por miedo. Este es el caso de los niños que no cuentan las notas que han sacado, que se callan si han roto algo o que esconden alguna nota negativa del profesor; en estos casos el chico teme o bien el rechazo del adulto por su falta, o un castigo. Es importante tener en cuenta que estos casos no sólo se dan en niños a los cuales se les suele exigir o castigar, sino que también puede darse para sorpresa de los padres, dentro de familias donde el castigo no es frecuente, y esto es debido a la propia autoexigencia del chaval. En estos casos es importante cambiar el castigo por el refuerzo positivo de las conductas que queremos favorecer e intentar no presionar mucho al niño.

La utilización de la mentira, en situaciones como las descritas puede mantenerse en el tiempo o aparecer de forma más tardía en la vida adulta. Cuando uno se hace mayor la mentira también responde a diferentes causas y según sean éstas, sus repercusiones pueden ser más o menos graves.

Hay quien miente para conseguir sus objetivos sin importarle las consecuencias que la mentira pueda tener sobre otras personas. Esto mostraría rasgos de personalidad más de tipo psicopático que se rigen por el principio de “el fin justifica los medios” sin importarle los demás. Otros sin embargo, mienten por temor, para evitar el rechazo o una consecuencia negativa derivada de sus actuaciones. Lo que en un principio puede haber sido una solución ante un problema puede convertirse en un mecanismo de defensa que a corto plazo les libera de algún prejuicio, pero que a largo plazo no les ayuda a enfrentarse a sus temores haciéndoles cada vez más vulnerables.

Por último, encontramos los casos en los que se miente para ser más valorados, admirados y conseguir así la aprobación de los demás. Aquí podríamos encontrarnos todos en alguna ocasión, cuando exageramos un poco algún logro. Por ejemplo, cuando no contamos alguna anécdota negativa para no romper una imagen positiva, o cuando no expresamos nuestra verdadera opinión sobre algún tema para no generar conflicto. Esta práctica tan habitual y que normalmente no conlleva serias consecuencias puede sin embargo convertirse en una “afición” peligrosa. Tal sería el caso de las personas que continuamente mienten para disimular y para conseguir la aceptación social llegando incluso a vivir una vida que no es la suya y teniendo finalmente que representar un papel a todas horas para mantener una “maraña” de mentiras. Con esto sólo se consigue aumentar la tensión, y que el temor a ser descubiertos y rechazados cada vez sea mayor.

Mentir, ¿le ha parecido interesante este artículo? pinche en los iconos de las redes sociales y compártelo con sus contactos. GRACIAS!!!

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de Gabinetedepsicologia.com

One Response to “Mentir: otra manera de ser bien valorado”

  1. LeoM
    julio at #

    “Violencia es mentir”. (C. Solari, 1989 “Nuestro amo juega al esclavo”)

    Es inevitable, la mentira genera violencia, y la violencia, aún mas violencia, porque como bien sabemos, mentimos para no ser penalizados por nuestros actos carentes de sentido ético.
    ¿Es ética la pena de muerte a un terrorista? Todos dirán “Sí”. ¿Es ético lo que hace Israel bombardeando y ocupando territorio que no le pertenece, amparándose en el victimismo holocaústico? A ver los valientes qué responden… De lo que se trata en definitiva, es ser conscientes que cuando la mentira es evidente, seamos honestos en discriminarla. En mi caso, las veces que he mentido en mi vida, es por ser débil ante una situación de vulnerabilidad, nunca para obtener un beneficio de un acto maquiavélico. Es lo que llaman la mentira piadosa. Y la violencia generada, no es violencia verbal, ni física, es psíquica contra uno mismo. Mentir para no parecer un friki, o un “cultureta” es un acto de choque violento contra el acoso o el daño recibido. Mentir para ser, es finalidad maquiavélica, y aquí entran todas las categorías de violencia. Felicito al blogger por la profesionalidad de los posts, aún en los que no estoy de acuerdo. Saludos.

Escribir un comentario

SUBSCRIBE TO NEWSLETTER
Turpis dis amet adipiscing hac montes odio ac velit? Porta, non rhoncus vut, vel, et adipiscing magna pulvinar adipiscing est adipiscing urna. Dignissim rhoncus scelerisque pulvinar?
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO PARA ESTAR AL DÍA DE LA PSICOLOGÍA CLÍNICA
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO Y DESCÁRGATE GRATIS UNA GUIA PARA TRATAR LAS OBSESIONES
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE Y DESCARGATE GRATIS UNA GUIA PARA AFRONTAR EL MALESTAR SOCIAL
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
SOLICITA UNA CITA AHORA y paga el 50% en las 2 primeras citas
El coste de las sesiones es de 60€, siendo su duración de unos 50 minutos en cada caso. La frecuencia suele ser semanal, si bien eso puede variar según los casos. Los horarios son de lunes a viernes de 10 a 21 horas, en horario UTC +1. La forma de pago puede ser por trasferencia bancaria o PayPal.
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte. SOLICITA AHORA UNA CONSULTA con nosotros. ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
  • Ideas obsesivas
  • Preocupaciones
  • Síntomas físicos de ansiedad
  • Aprender a gestionar mejor la presión diaria
  • Identifica las causas de tu malestar
  • Aprende técnicas para ser tu propio psicólogo
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA