Mecanismos psicológicos de la superstición

supersticiónLa superstición nace desde un sentimiento íntimo, desde la idea de que determinados comportamientos  o acontecimientos pueden predecirse o evitarse. Casi siempre son de carácter negativo y con consecuencias desagradables.

Normalmente el beneficio psicológico más relevante de dejarse llevar por la superstición es el de tener una sensación de control sobre situaciones en las que aparentemente no lo tenemos. Nos produce una sensación de alivio. Si soy muy aficionado a un equipo y decido ponerme “la camiseta de la buena suerte” para ir al campo, consigo con esta conducta encontrar relaciones de causa/efecto, y quizás descubra que “gracias” a ello el equipo ganó.

Claro que derivado de este proceso surge otro muy interesante: la parcialización de la realidad. Es fácil desear que algo sea cierto y en función de eso buscar y encontrar datos que lo confirmen. En el ejemplo de la camiseta, si el equipo no ganó fue porque no la había lavado después del último partido, o incluso por lo contrario, por haberla lavado, siendo que la última vez si hubo una victoria. De todas formas este ejemplo no representa del todo bien temores graves. Si empezamos a hablar del miedo a suspender un examen importante, a quedarse sin trabajo, o por supuesto a una enfermedad grave, la superstición es mucho más probable. Una persona que está esperando los resultados de una resonancia para descartar un posible diagnóstico de cáncer, puede encontrar en conductas como la ayudar a los demás, una manera de intentar no ser castigado por la providencia, el destino o por un dios con lo que más teme. Dicho esto hay que valorar entonces que la superstición es finalmente un mecanismo de defensa para hacer frente a sensaciones de malestar que puede ser muy útil a la hora de darnos fuerzas para luchar por una meta, pero cuando se hace demasiado frecuente, e incluso es el único recurso para estar bien, es cuando alcanza su carácter más patológico. Puede acabar generando más malestar y alerta que calma y tranquilidad. Darle mucho espacio a la superstición es finalmente no tener el control de las cosas (justo lo que se quiere evitar al utilizarla inicialmente).

Otra cara de la superstición es la de las profecías autocumplidas: “como se me cruzó un gato negro, hoy va a ser un mal día”. Si esa posibilidad agobia es frecuente estar muy atento a posibles malas experiencias, favoreciendo que puedan precipitarse precisamente por el propio temor hacia ellas.

Si la superstición es compartida por más personas del entorno puede darse un nuevo efecto, el de etiquetar a una persona como la que favorece que se repitan determinados hechos negativos, es decir, colgarle el sambenito de que es un gafe. Quizás, este tema le dedique más espacio en otro artículo más adelante.

A modo de conclusión habría que decir que las personas con mayor inseguridad y/o con mayor necesidad de certezas (personas con tendencia a la obsesividad, por ejemplo), serán más propensas a algún tipo de superstición. Con lo bueno y lo malo que eso conlleva.

Superstición, ¿le ha parecido interesante?, compártalo pinchando en los iconos de las redes sociales, Gracias 😉

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de Gabinetedepsicologia.com

Trackbacks/Pingbacks

  1. Supersticiones y psicología | Psicología Clínica Madrid - enero

    […] es el origen sociológico de las supersticiones? Psicólogo […]

Escribir un comentario

SUBSCRIBE TO NEWSLETTER
Turpis dis amet adipiscing hac montes odio ac velit? Porta, non rhoncus vut, vel, et adipiscing magna pulvinar adipiscing est adipiscing urna. Dignissim rhoncus scelerisque pulvinar?
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO PARA ESTAR AL DÍA DE LA PSICOLOGÍA CLÍNICA
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO Y DESCÁRGATE GRATIS UNA GUIA PARA TRATAR LAS OBSESIONES
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE Y DESCARGATE GRATIS UNA GUIA PARA AFRONTAR EL MALESTAR SOCIAL
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
SOLICITA UNA CITA AHORA y paga el 50% en las 2 primeras citas
El coste de las sesiones es de 60€, siendo su duración de unos 50 minutos en cada caso. La frecuencia suele ser semanal, si bien eso puede variar según los casos. Los horarios son de lunes a viernes de 10 a 21 horas, en horario UTC +1. La forma de pago puede ser por trasferencia bancaria o PayPal.
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte. SOLICITA AHORA UNA CONSULTA con nosotros. ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
  • Ideas obsesivas
  • Preocupaciones
  • Síntomas físicos de ansiedad
  • Aprender a gestionar mejor la presión diaria
  • Identifica las causas de tu malestar
  • Aprende técnicas para ser tu propio psicólogo
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA