Los polos opuestos se atraen

polos opuestos se atraen¿En serio? ¿Los polos opuestos se atraen? La verdad es que es algo que no tengo muy claro. Esta es una frase que se utiliza con frecuencia en conflictos de pareja. Sirve de explicación y también para minimizar el hecho de que se haya discutido. Las parejas que discuten a menudo suelen vivir con intensidad su relación. Hay momentos apasionados tanto en lo bueno como en lo malo. Se odian y se aman. Cuando lo bueno compensa sufrir lo malo de la relación, es frecuente que busquen argumentos para mantener la esperanza de un futuro juntos. Frases como los polos opuestos se atraen; o quien bien te quiere te hará sufrir, suelen aparecer para suavizar el malestar y la tensión derivada de los conflictos.

Me parece que esta frase  puede servir de excusa para no resolver problemas en la pareja. Cada una de las partes en la relación puede conformarse más fácilmente con lo que hay, dando menos importancia a las peleas.

¿Quien bien te quiere te hará sufrir?

Las discusiones cuando son frecuentes suele ser principalmente por las siguientes razones:

  • Percepción de rotura de normas o reglas que se da por hecho que los dos deberían cumplir. Basta con que uno de los dos lo sienta así, para que las opiniones se polaricen.
  • Sensación de que el otro no da tanto por la relación, o no se implica de igual modo. El querer demostrar continuamente que no es suficiente lo que da el otro, el que se busque poner ejemplos de cómo hay una falta de implicación evidente, potencia las discusiones: «ves yo nunca habría dejado que te quedaras en casa solo», «yo propongo planes todo el tiempo y tú solo te dejas llevar», las situaciones
  • Sensación de que el otro quiere imponer siempre su opinión o su interpretación de las cosas. el Autoritarismo ocurre cuando no hay negociación sino imposición.
  • Desconfianza y celos. Puede ser una desconfianza basada en la realidad, o en la interpretación que se hace de comportamientos del otro. En cualquier caso los celos son emociones de posesión muy potentes y cuando se desatan generan muchos conflictos en la pareja. En el caso concreto de los celos, al estar basados en que no se quiere perder al otro, da la sensación de que es por amor. Y por tanto si saltan las chispas puede interpretarse que es por una buena razón: «la quiero tanto que a veces me descontrolo», «se enfada mucho conmigo pero se que no lo hace a propósito». La esperanza es la de que el celoso se calme y entonces se podrá disfrutar del amor tranquilamente y sin enfados. En el extremo de estos casos se puede llegar a producir el maltrato y la justificación del comportamiento conflictivo del otro.

Complementariedad Vs polos opuestos

Por tanto, eso de que los polos opuestos se atraen, es una verdad a medias. Es verdad que cuando las relaciones están polarizadas  se vuelven intensas, y en ese sentido enganchan, pero la realidad es que es difícil que a largo plazo las relaciones se mantengan si están basadas en esta ley de atracción magnética. Es mucho más probable que se prolonguen en el tiempo las relaciones basadas en la complementariedad. Es decir puede haber diferencias significativas entre ambos, pero se mantienen unos vínculos fuertes gracias a la coincidencia de gustos, maneras de hacer las cosas, respeto hacia el otro, sensación de orgullo por estar junto a la pareja… Hace un tiempo escribía sobre una pregunta: ¿está desgastada mi relación de pareja?, en él se reflejan alguno de los problemas frecuentes en las relaciones largas, y algunas soluciones para evitarlo.

La complementariedad puede verse en parejas tipo:

  1. Inactivo/energético.vs
  2. Impositivo/adaptable.
  3. Analítico/ simplificador.
  4. Ansioso/calmado.
  5. Conflictivo/apaciguador.

Si estas características de personalidad se extreman crean polos opuestos, y será más fácil que se precipiten conflictos y se produzca la ruptura. Cuanto más próximos sean los intereses de cada uno y  mejor se dialogue (no se impongan los criterios individuales), más compatibilidad y más probable es que se creen relaciones duraderas.

flecha

¿Conoce a alguien que tenga que ver con este artículo? Comparta este artículo en sus redes sociales y déjenos algún comentario. Pinche en los iconos que hay debajo.

Tags: , , , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de PsicologodeCabecera.com y de Gabinetedepsicologia.com.

No hay comentarios aún

Escribir un comentario