La mentira

mentiraPsicólogo Madrid. Podríamos decir que la mentira es el un rasgo intelectual exclusivo del hombre, una cualidad que los animales no pueden desarrollar. Si me apuran, podríamos decir que el ser humano es, en esencia, mentiroso. Si no pregúntense, ¿cuántas veces miento en un día?. Quizás piensen que ninguna, una, a lo sumo dos. Pues bien, y qué me dice de las respuestas cotidianas a la pregunta ¿qué tal estás?, ¿qué tal va todo?, pero ¿Realmente siempre está bien?, ¿Todo va bien?. Está claro que no es necesario contar determinadas intimidades a gente con la que no tenemos demasiada confianza, pero al fin y al cabo son mentiras. Si lo analizamos desde este punto de vista veremos que diariamente mentimos bastante. Socialmente, incluso puede estar bien visto en algunos casos. Los motivos para mentir suelen ser no molestar, ganas de agradar, evitar conflictos, evitar la opinión negativa de los demás…

Hasta este punto la mentira es útil a la hora de manejarse adecuadamente en la sociedad, el problema viene cuando la mentira se convierte en un rasgo de personalidad y se usa continuamente con algún fin concreto. Desde pequeños podemos acostumbrarnos a mentir para conseguir que no se nos regañe, conseguir que nuestros padres se sientan orgullosos… digamos que cuanto más útil resulte más probable será que se repita.

 

En la adolescencia y en la edad adulta lo que podemos conseguir por mentir es mayor, pero los riegos, si  nos pillan, también aumentan. Recibiremos mayores críticas, e incluso nos podrán dejar de lado, pero aun así hay personas que utilizan la mentira con gran frecuencia. Las razones fundamentales son la inseguridad, casi siempre unida a una baja autoestima, y la manipulación como un fin en sí mismo. Si uno se siente inferior es relativamente sencillo poder construir una realidad paralela que se adapte a lo que vemos que los demás esperan de nosotros. A corto plazo elimina la inseguridad pero a medio plazo las razones por las que uno se siente inferior e inseguro siguen estando presentes, por lo que no se ponen medios para vencerlas. Con respecto a la manipulación, la mentira es la herramienta fundamental para poder conseguir que los demás se adapten a las necesidades de uno. Puede utilizarse de manera plenamente consciente o sin conocer realmente esa intención. Esto último coincide en ocasiones con la personalidad histriónica, son personas que se relacionan con los demás desde una posición victimista, desde la pena, la llamada de atención o desde la culpabilización de los demás. Es fácil en estas personas detectar abundantes mentiras, que si bien no suelen ser premeditadas, conforme hablan crean una realidad distorsionada, adaptada a su necesidad.

Por lo tanto si en una persona se detecta mucha tendencia a la mentira, habrá que analizar qué hay detrás, qué obtiene. Antes de juzgarle duramente pensemos más allá e intentemos ayudarle a ver y a afrontar sus miedos y necesidades.

Psicologo Madrid. ¿Miente a menudo? cuéntenos su vivencias y anécdotas relacionadas con la mentira. ¿Conoce nuestra labor clínica en Madrid?. Llámenos o contacte por E-mail

Tags: , , , , , , , , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de PsicologodeCabecera.com y de Gabinetedepsicologia.com.

No hay comentarios aún

Escribir un comentario