Impaciencia pros y contras

impacienciaEstá claro, hay beneficios e inconvenientes por ser impaciente. Las personas que desean tener las cosas con inmediatez, tan pronto como han generado el sentimiento de deseo buscan la manera de que se haga realidad. La impaciencia favorece que se viva con intensidad cada instante. Las personas impacientes motivan a su entorno para realizar tareas, consiguiendo que sea más fácil disfrutar con cada objetivo que se plantean. A cambio, sin embargo, pueden ser personas con niveles de ansiedad más altos que la media y sienten nerviosismo si ven que no pueden alcanzar su metas.

La felicidad se asocia con la capacidad para ponerse metas que nos estimulen y nos “hagan competir” con nosotros mismos, dándonos una referencia de nuevos logros y diciéndonos hasta dónde somos capaces de llegar. La impaciencia puede ser el combustible para querer medir nuestras capacidades. Puede ilusionarnos potenciando el querer probar cosas, pero si se nos va de las manos podrá ser responsable de elevados niveles de ansiedad, angustia, e incluso de sentimientos de peligro sin ninguna causa clara que lo justifique. Aquí surge una pregunta. Si la impaciencia es un motor para ser feliz, entonces ¿dónde empieza a ser un problema?

Hace un tiempo comentaba en un artículo que se puede ser ansioso pero feliz, y este puede ser el caso cuando la impaciencia es muy elevada. Se puede ser feliz pero tener niveles de ansiedad física y emocional que reduzca la calidad de vida de la persona que la padece. Se puede ser impaciente deseando caer bien, al querer una respuesta a una pregunta, al querer certezas sobre situaciones que no dependen de uno mismo, al querer responder rápido a algo, al querer que el otro se calle rápidamente para poder dar nuestros argumentos, al querer que finalice una conversación, un trabajo, saber ya el diagnostico tras la realización de unas pruebas médicas… La verdad es que son muchas las situaciones que a lo largo de un mismo día pueden estar detrás de nuestra ansiedad.

Es bueno que reflexionemos sobre nuestras prisas, ya que aunque no son las únicas razones por las que la ansiedad puede aparecer, ésta es una de las causas más frecuentes. A menudo me encuentro con personas que vienen a consulta tras largos periodos de ansiedad, en los que han hecho cambios para dar menos importancia a las cosas y poder sentirse más calmados, y aún así la ansiedad persiste. Se ven algo desconcertados. Cuando valoran la impaciencia como causa, les parece que no es relevante. Lo ven como una forma de vida, “soy apasionado, soy así”, pero no caen en la cuenta de que del apasionamiento a la ansiedad a veces no hay tanta distancia.

No es mala la impaciencia, sino gestionarla mal. Si domina la vida de una persona repitiéndose a diario, y cronificándose en el tiempo, lo que era una buena razón para levantarse se puede convertir en un estado de angustia constante. No nos olvidemos que tras la impaciencia suele estar la tendencia a ser exigente y el deseo de alcanzar metas, a menudo sin pensar en si son razonables o si el coste será excesivo. Hay que pararse y de vez en cuando “obligarse” a retrasar el momento de conseguir nuestras metas. Probablemente será menor el malestar por posponer, que la angustia por conseguir algo inmediatamente.

En conclusión: si nos impacientamos en exceso, estaremos viviendo el presente centrados sólo en el futuro. Por tanto no disfrutaremos de lo que hacemos y estaremos agobiados de forma continuada. Poder reflexionar sobre nuestras obligaciones y asignar tiempos realistas a cada tarea, nos dará calma y mayor capacidad para disfrutar.

Si le ha parecido interesante este artículo o le ha resultado mínimamente útil, haga comentarios y recomiéndelo. ¡Gracias!

Tags: , , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de Gabinetedepsicologia.com

8 Respuestas to “Impaciencia pros y contras”

  1. Gaby
    diciembre at #

    Yo soy muy impaciente y me frustro cuando no consigo las cosas.

  2. Miguel
    noviembre at #

    Me ha gustado mucho, parece que la impaciencia sea ansiedad y seguro que en algunos casos es asi, pero me parece que no es nada negativo, es un estado que significa ganas de conseguir algo, que depende o no sólo de uno, sería una meta, un objetivo, y como tal, pasa por diferentes etapas, estadios, hay que conocerlos y saber controlarlos para conseguir el fin sin desfallecer. Gracias.

  3. Lulu
    septiembre at #

    Muy buen articulo, me gusta mucho esta página. Saludos

  4. maria
    junio at #

    esto me interesa, gracias

  5. Luisa
    octubre at #

    Me ha encantado el artículo. Me gusta la parte positiva de ser impaciente. Y lo único es tratar de no frustrarnos cuando lo que queremos no se cumple o no se cumple de forma inmediata. Gracias. Por cierto,cuando se publica mi comentario…ya? es broma…

Trackbacks/Pingbacks

  1. Whatsapp y ansiedad | Psicología Clínica Madrid - noviembre

    […] en el que previamente hemos asignando. De otro modo nos volvemos dependientes y potenciamos la impaciencia, que como comenté en el artículo pasado tiene sus pros y muchos contras. Comparte […]

  2. ¿Tengo ansiedad generalizada? | Psicología Clínica Madrid - octubre

    […] su hijo con el trastorno de ansiedad generalizada guiándole para que se tome su tiempo y frenar la impaciencia por conseguir las cosas, mostrando comprensión y manteniendo la calma frente a sus situaciones de […]

Escribir un comentario

SUBSCRIBE TO NEWSLETTER
Turpis dis amet adipiscing hac montes odio ac velit? Porta, non rhoncus vut, vel, et adipiscing magna pulvinar adipiscing est adipiscing urna. Dignissim rhoncus scelerisque pulvinar?
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO PARA ESTAR AL DÍA DE LA PSICOLOGÍA CLÍNICA
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO Y DESCÁRGATE GRATIS UNA GUIA PARA TRATAR LAS OBSESIONES
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE Y DESCARGATE GRATIS UNA GUIA PARA AFRONTAR EL MALESTAR SOCIAL
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
SOLICITA UNA CITA AHORA y paga el 50% en las 2 primeras citas
El coste de las sesiones es de 60€, siendo su duración de unos 50 minutos en cada caso. La frecuencia suele ser semanal, si bien eso puede variar según los casos. Los horarios son de lunes a viernes de 10 a 21 horas, en horario UTC +1. La forma de pago puede ser por trasferencia bancaria o PayPal.
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte. SOLICITA AHORA UNA CONSULTA con nosotros. ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
  • Ideas obsesivas
  • Preocupaciones
  • Síntomas físicos de ansiedad
  • Aprender a gestionar mejor la presión diaria
  • Identifica las causas de tu malestar
  • Aprende técnicas para ser tu propio psicólogo
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA