Gritar a los hijos: “me siento culpable porque grito todo el tiempo a mis hijos”

gritar a los hijos¿Tiende a gritar a los hijos con frecuencia?, ¿Se siente mal por gritarles?, ¿Quiere aprender cómo gritar menos a sus hijos? La verdad es que la última pregunta esta redactada a conciencia. No quise preguntar como no gritar a los hijos, ya que aunque en teoría sería genial, en la práctica es realmente difícil conseguir hacerlo. Digamos para poder ubicarnos en el contexto correcto, que las necesidades de los niños y los adultos están por definición enfocadas hacia objetivos diferentes. Los adultos asumen un papel de educadores, quieren trasmitir necesidades, normas de comportamiento, conocimientos, quieren protegerles de diferentes peligros que los niños no son capaces de percibir… Todo aderezado con ritmos vitales también diferentes. El adulto no tiene la misma energía que el niño, o por lo menos tiende a derrocharla menos. Busca dosificar sus fuerzas y necesita momentos de tranquilidad o entretenimiento que no siempre coinciden con los de sus hijos.

El adulto no tiene la misma energía que el niño, o por lo menos tiende a derrocharla menos

Los hijos, pongamos desde bebes hasta los 12, tienen la necesidad de satisfacer sus necesidades tan pronto como se le plantean (¡y bastante tiempo después también!). Si percibe que algo es interesante lo repite y explora por qué se produce (un sonido con la boca, un ruido al chocar unos platos…). Necesita ver y entender su entorno. De repente se cansan y al rato vuelven con todas sus fuerzas a querer más sensaciones.energia padres hijos

Con tanto desajuste entre los niveles de energía de padres e hijos, lo normal es que por mucho esfuerzo que los padres hagan por no discutir y enfadarse, en algún momento lo acaben haciendo. Surge la impaciencia por hacer las cosas en tiempos diferentes, sin distracciones y sin peleas entre hermanos… una utopia. Hace tiempo leí un artículo del huffingtonpost.es que me gustó mucho sobre este tema.

IMG_5200Hasta aquí lo que es normal para la mayoría de la gente. Pero ¿qué pasa cuando los papás son muy exigentes con las normas y generan muchas expectativas sobre cómo deben comportarse los niños? Y otra pregunta: ¿Qué pasa cuando los niños son especialmente movidos y dan poca tregua a sus padres para mantener espacios en los que recuperarse de tanta demanda? La verdad es que pueden intuirse fácilmente las respuestas a estas preguntas. Desde luego todo será más complicado y conflictivo. Gritar a los hijos será una pauta de comportamiento aún más frecuente. Las expectativas desajustadas de los padres sobre lo que realmente pueden obtener en ese momento de sus hijos, es directamente proporcional a los enfados, reproches, castigos… Aumenta la posibilidad de explotar de repartir más cachetes de la cuenta (sobre este tema recomiendo que se lea los artículos: “un bofetón a tiempo” y “el castigo una opción para educar“).

¿Qué tengo que hacer, y qué tengo que conocer para gritar menos a mis hijos?

ejemplo1.- Falsa sensación de control. A veces pensamos que podremos conseguir que con la suficiente insistencia, o con la suficiente presión, los niños cambien. Claro que un padre tiene una influencia muy clara sobre sus hijos, pero no siempre se ajustan los tiempos, ni la frecuencia con la que cumplen con lo que el padre quiere. Cuidado con alimentar la idea de que el niño siempre hará caso de lo que se le dice

2.- Impaciencia. Atendiendo al punto uno, insistiré en el tema de los tiempos. La prisa con la que un padre quiere que se hagan las cosas, es directamente proporcional al nivel de enfado si el niño no hace lo que se le pide. Cuidado con la impaciencia suele ser de poco ayuda cuando se quiere gritar menos. Eche un vistazo a estos artículos: pros y contras de la impaciencia, y el efecto cuenta atrás.

3.- Ajustar expectativas. Hay que aprender a ajustar las expectativas sobre la conducta del niño. Hay que atender a la edad, la capacidad que tienen para centrar la atención, qué cosas le gusta hacer y cuáles no, cuáles son sus ritmos de energía a lo largo del día, cuáles son sus miedos principales… Estos y muchos más son factores que si atendemos correctamente nos ayudarás a ajustar las expectativas sobre lo que podemos conseguir en cada momento del niño.

4.- Conocer cómo se aumenta y cómo se reduce una conducta del niño. Con esto quiero insistir en temas que hemos abordado en otras ocasiones en este sitio web: el concepto de refuerzo y castigo. Saber bien en qué consiste y cómo aplicarlo a cada hijo será de gran ayuda.

5.- Dosificar energía.

6.- Gestión de los horarios para intercalar descansos y ocio.

7.- Alternancia de tareas entre los padres, y en ocasiones otros familiares. Darse el relevo es una estrategia genial para no desgastarse en exceso. Pedir ayuda y ofrecerla se muestra como una excelente técnica de control de la energía diaria.

8.- Gestionar el cansancio físico del niño por medio de planificación de actividades que ajusten su cansancio a los ritmos energéticos de los padres.

9.- Ajustar las tareas a los diferentes momentos del día.

10.- Entender la idea de que gritar a un niño no es malo, lo es cuando no se controla la intensidad y la frecuencia de los enfados.

Cuidado, no hay que asumir que si gritamos e insistimos más, los niños forzosamente acabarán cambiando. Pueden conseguirse cambios, pero probablemente si nos pasamos el efecto será el que “vacunemos a nuestros hijos” ante el enfado. Podemos hacerlos inmunes a los enfados, potenciando justo el oposicionismo y las tensiones como única manera de relación.

Tags: , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de Gabinetedepsicologia.com

No hay comentarios aún

Escribir un comentario

SUBSCRIBE TO NEWSLETTER
Turpis dis amet adipiscing hac montes odio ac velit? Porta, non rhoncus vut, vel, et adipiscing magna pulvinar adipiscing est adipiscing urna. Dignissim rhoncus scelerisque pulvinar?
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO PARA ESTAR AL DÍA DE LA PSICOLOGÍA CLÍNICA
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO Y DESCÁRGATE GRATIS UNA GUIA PARA TRATAR LAS OBSESIONES
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE Y DESCARGATE GRATIS UNA GUIA PARA AFRONTAR EL MALESTAR SOCIAL
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
SOLICITA UNA CITA AHORA y paga el 50% en las 2 primeras citas
El coste de las sesiones es de 60€, siendo su duración de unos 50 minutos en cada caso. La frecuencia suele ser semanal, si bien eso puede variar según los casos. Los horarios son de lunes a viernes de 10 a 21 horas, en horario UTC +1. La forma de pago puede ser por trasferencia bancaria o PayPal.
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte. SOLICITA AHORA UNA CONSULTA con nosotros. ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
  • Ideas obsesivas
  • Preocupaciones
  • Síntomas físicos de ansiedad
  • Aprender a gestionar mejor la presión diaria
  • Identifica las causas de tu malestar
  • Aprende técnicas para ser tu propio psicólogo
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA