¿Existe misoginia entre las mujeres?

Seguramente, las mujeres de un generación determinada hayan escuchado en sus hogares frases del tipo: “Me molesta mucho servir a otra mujer”, “mientras haya mujeres, ningún hombre hará nada en esta casa” o “ ¿cómo puede estar ella tan tranquila sentada mientras él está limpiando?”. Palabras destinadas a crear incomodidad, avergonzar e intentar controlar una situación que se les escapa de las manos.

Aunque suene paradójico, existen mujeres tan misóginas como el más radical de los hombres. Son más comunes de lo que pensamos, y en este artículo vamos a intentar explicar por qué sienten ese aparente desprecio hacia las personas de su mismo sexo.

Las mujeres que desarrollan esta actitud, normalmente lo hacen porque han sido educadas dentro de una familia donde se cree en la superioridad masculina y en la sumisión femenina. Desde pequeñas han visto cómo debían comportarse las féminas, qué tipo de ropa era la adecuada, o qué les era prohibido para evitar ser criticadas socialmente. Las mujeres educadas así, terminan teniendo tan interiorizadas esas enseñanzas, que creen férreamente que es lo correcto para que el sistema funcione y ellas sean aceptadas.

¿Qué actitudes delatan misoginia en las mujeres?

Las mujeres sometidas y convencidas de que la educación machista es la correcta, suelen reaccionar con agresividad pasiva ante el resto de las mujeres que la cuestionan y combaten. Por esta razón, no es raro que tengan actitudes como las siguientes:

Critican la vida sexual de la mujer. Consideran que si un hombre alterna con muchas féminas es todo un galán. Sin embargo, si es ella la que mantiene una vida sexual activa y con diferentes hombres, la historia cambia y se convierte en una promiscua o en una mujer de dudosa reputación. Es tratada con desprecio y ejercen presión sobre ella para intentar que cambie. Si no lo consiguen, será excluidadel grupo social. Necesitan que su comportamiento tenga un castigo para que sirva de ejemplo al resto.

Desaprueban que las mujeres rechacen el matrimonio y la maternidad. Según una parte de la sociedad, la gran misión de la mujer en la vida es casarse y sobre todo tener hijos. Cuando una mujer decide no hacer ninguna de estas dos cosas, la presión de su entorno suele ser enorme. Es muy normal que un hombre en las mismas circunstancias sea considerado un soltero de oro, mientras que a ellas se les llame despectivamente solteronas.

Miran mal a las mujeres que dan un peso mayor a su profesión que a crear una familia. Algunas lo consideran incluso antinatural.

Pero…¿es desprecio o envidia?

Sin duda, muchas mujeres consideran que la maternidad y la entrega a la familia sin pensar en ellas mismas, es el camino correcto y único para el género femenino. Pero otras tantas, siguen este camino porque es lo que hace la mayoría, se dejan llevar y no se plantean otras vías que seguir aunque se sientan insatisfechas. En muchas ocasiones, esa crítica destructiva hacia otras mujeres se produce desde la frustración. Ver en los demás la vida que hubieras deseado y no te has atrevido a llevar a cabo, es duro e incluso doloroso.

Las mujeres con este tipo de conflictos no desean hacerse preguntas, ni resolver dudas. Necesitan creer que su decisión ha sido la adecuada y la que siempre desearon. Por esta razón, cuando tienen en su círculo más cercano a una fémina cuya vida va más allá de casarse y tener hijos se la critica. También suelen menospreciarla e incluso ridiculiza como mecanismo de defensa.

Una educación igualitaria

Este tipo de misoginia podría erradicarse si las familias educasen a los hijos desde la igualdad en sus hogares. Enseñarles que tienen las mismas oportunidades, obligaciones y derechos. Los niños son auténticas “esponjas”, y como todos sabemos, imitan aquello que observan en sus padres o adultos de referencia. Si en casa es mamá quien hace las tareas domésticas, y en las reuniones familiares los hombres permanecen sentados mientras las mujeres les sirven, lo normal es que las niñas sigan el rol de ellas y los niños el de ellos. Además, no es extraño que a las niñas se les anime a imitar estos comportamientos e incluso se les regañe si se rebelan y no desean hacerlo. Con el tema de los juguetes es también muy normal que haya diferencias. Seguramente alguna vez habrá presenciado cómo un padre regaña a su hijo por jugar con muñecas o a su hija por comportarse como un “chicazo” cuando prefiere el fútbol a las cocinitas.

Para educar en la igualdad es necesario creer en ella, algo que lamentablemente aún no sucede en nuestra sociedad.

Tags: , , ,

Autor:Susana Alba Montalbano

Guionista, escritora y redactora en GabinetedePsicologia.com

2 Respuestas to “¿Existe misoginia entre las mujeres?”

  1. Diego
    julio at #

    Me incomoda demasiado cómo hoy en día, muchos profesionales de las ciencias sociales se prestan para ser la viva germinación de las corrientes constructivistas radicales en nuestra época. Y este artículo es fruto de todo ello.

    Lo primero es señalar que me llama poderosamente la atención el nivel de narcisismo y sobre-simplificación histórica de la realidad con el que se trata el tema de la supuesta “opresión” de la mujer en la sociedad occidental.

    En particular, como se llega al punto de señalar que la división racional del trabajo (hombre = trabajo puertas afuera; mujer = trabajo puertas adentro) fue una maquinación masculina desde el principio de los tiempos y no una decisión tambien femenina en pos del correcto cuidado y crianza de los hijos. Estamos hablando de epocas en donde el trabajo puertas-afuera significaba estar expuesto a altos niveles de precariedad, mortandad laboral y condiciones pauperrimas de salud en términos generales, al punto de no tener certeza si dichos “machistas” llegaban a su casa sanos y salvos al final del día.

    Luego se trata de una serie de temas cuya precisión psicológica y sociológica es tremendamente obtusa.

    Es bien sabido que la promiscuidad sexual siempre a beneficiado (y sigue beneficiando hasta el día de hoy) al hombre y no a la mujer. Las mujeres del siglo pasado entendían que, una de las pocas formas para poder mantenerse tanto ellas como a sus hijos frente a la inseguridad que proveían el estado y la sociedad, era establecerse en la maternidad y el matrimonio por ser instituciones tradicionalmente respetadas. Las mujeres fueron lo suficientemente inteligentes para sobrevivir en tiempos donde era imposible desenmascarar infidelidades o la existencia de familias o amorios paralelos.

    No debiese sorprender entonces, que dichas mujeres hayan sido una guerreras cuya consecuencia fue sacrificar autonomía y oportunidades de desarrollo fuera del hogar, en aras de poder ser las que daban la existencia y organización del hogar en épocas donde los hombres morían enviados a luchar en guerras mundiales y/o puestos en camaras de asesinatos en masa.

    El amor no nace con los primeros movimientos feministas de los 60’s, siempre existió. Existieron mujeres que esperaban en casa ansiosas y expectantes de que sus maridos lograsen llegar sanos y salvos a casa, brindandoles el cariño de un buen plato de comida o el amor de una amante que se esforzaba tanto o más que ellos para la supervivencia y el desarrollo de las familias.

    Me da mucha pena que paginas de salud mental reconocidas como esta se hayan subido al carro político de los cambios radicales y/o la deconstrucción de los hechos históricos y biologicos que han dado pie a que vivamos en una sociedad relativamente pacífica y desarrollada, creyendo que una sociedad mejor se logra no reconociendo la importancia y la inteligencia de las mujeres que nos dieron la vida tildandolas simplisticamente de “misogenas” o de simples sujetos manipuladas por un sistema patriarcal endemoniado que busca, hasta el día de hoy, querer cohartar sus libertades tratandolas de ciudadanos de segunda categoria.

    No me interesa seguir oyendo necesades de personas supuestamente rigurosas, que buscan a su vez difamar y/o desconocer la importancia del hombre en la sociedad, ocultando sus nefastas intenciones en diagnósticos psicopáticos a gran escala.

    Creo yo no seré el primero en ir desvinculándose de esta página de ayuda psicológica, que es probable que mas temprano que tarde se transforme en otro canal de difusión posmoderno de la realidad.

    Saludos

    • Susana
      julio at #

      Estimado Diego,
      No existe un artículo menos politizado y aséptico que este. Cuando uno lee los artículos con prejuicios sucede esto. No nos enteramos de lo que nos están contando porque ya tenemos nuestra opinión creada. Nosotros no hablamos de la razón por la cual las mujeres se quedaban en las cavernas, sino de otra cosa. Y todo sin meterse en política ni similar. Aquí no hay nada obtuso, sino mucho trabajo. Ni se difama ni se arremete contra la importancia del hombre en la sociedad. Es que se habla de mujeres, si es que se ha dado cuenta. De todas formas, a pesar de sus palabras, gracias por leernos.

Escribir un comentario

SUBSCRIBE TO NEWSLETTER
Turpis dis amet adipiscing hac montes odio ac velit? Porta, non rhoncus vut, vel, et adipiscing magna pulvinar adipiscing est adipiscing urna. Dignissim rhoncus scelerisque pulvinar?
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO PARA ESTAR AL DÍA DE LA PSICOLOGÍA CLÍNICA
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO Y DESCÁRGATE GRATIS UNA GUIA PARA TRATAR LAS OBSESIONES
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE Y DESCARGATE GRATIS UNA GUIA PARA AFRONTAR EL MALESTAR SOCIAL
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
SOLICITA UNA CITA AHORA y paga el 50% en las 2 primeras citas
El coste de las sesiones es de 60€, siendo su duración de unos 50 minutos en cada caso. La frecuencia suele ser semanal, si bien eso puede variar según los casos. Los horarios son de lunes a viernes de 10 a 21 horas, en horario UTC +1. La forma de pago puede ser por trasferencia bancaria o PayPal.
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte. SOLICITA AHORA UNA CONSULTA con nosotros. ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
  • Ideas obsesivas
  • Preocupaciones
  • Síntomas físicos de ansiedad
  • Aprender a gestionar mejor la presión diaria
  • Identifica las causas de tu malestar
  • Aprende técnicas para ser tu propio psicólogo
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA