problemas con el alcohol: enfado y alcohol

problemas con el alcoholEl enfado, es una emoción que en algún momento todos podemos sentir. Unir el alcohol a la ira puede ser una forma peligrosa de manejar el malestar. El alcohol tiende a desinhibir y aumenta los sentimientos de ira, la violencia y otros conductas destructivas. Las personas que utilizan el alcohol para manejar la ira tienden a perder el control sobre la emoción que intentan aplacar. Trabajar con un psicólogo clínico puede ayudar a descubrir las causas de la ira y encontrar al mismo tiempo maneras para manejar esos estados de ánimo sin abusar del alcohol.

¿POR QUÉ ME ENFADO?

El enfado suele ser consecuencia de haber percibido una injusticia, de que se haya roto una norma importante, de que no se haya dado importancia suficiente a alguna cuestión, por falta de reconocimiento… El enfado se desborda al llegar al máximo nivel de tolerancia de la persona. En ocasiones la ira puede aparecer también ante situaciones en las que nos sintamos atacados, no sólo como una forma de defensa, sino también para evitar que nos acusen o incluso de que no nos pillen. Estar enfadado de manera crónica puede precipitar amenazas y agresiones físicas, puede producir sentimientos de inutilidad, desesperanza y depresión en la persona que los experimenta. En algunos casos puede generar incluso conductas suicidas. Problemas con el alcohol.

Problemas con el alcohol ¿Por qué beber alcohol potencia estar enfadado y las explosiones de ira?

Problemas con el alcohol: el alcohol es un depresor del sistema nervioso central. Esto significa que es una sustancia que enlentece las respuestas del organismo, incluyendo el ritmo cardíaco. Por esta razón si se bebe lo suficiente se puede perder la conciencia o quedarse dormido. Por otro lado, por medio de la inhibición de las conexiones nerviosas en la zona del lóbulo frontal, el alcohol también reduce la vergüenza y algunas normas sociales. Si habitualmente uno no dice cosas que puedan molestar a los demás, frenándose aunque por dentro se esté mal, al tomar alcohol se eliminarán los frenos personales haciendo más fácil la explosión y la expresión de los enfados que anteriormente no se habían compartido. Si el sentimiento de enfado es muy elevado y la situación es favorable para pelear, de nuevo es más sencillo desinhibirse y acabar peleando verbal o físicamente. Existe una relación muy directa, por ejemplo, entre los casos de violencia doméstica y el consumo de alcohol. Por tanto el alcohol tiende a producir un efecto lupa sobre las emociones.

¿Cómo el apoyo psicológico ayuda a resolver problemas con el alcohol?

Problemas con el alcohol: un psicólogo clínico puede ayudar a entender las razones que está enfadado. En muchos casos, nos enojamos porque nuestros niveles de ansiedad o estrés son demasiado altos. Un psicólogo clínico puede ayudar a entender las razones por las que bebe alcohol. Si bien no hay nada malo en beber de vez en cuando, puede ser problemático si el alcohol se utiliza como un mecanismo para gestionar los sentimientos de malestar o ira. Un psicólogo clínico cualificado puede ayudar a aprender habilidades de afrontamiento adecuadas para las situaciones emocionales difíciles o desafiantes. Un psicologo clinico puede ayudarle a aprender a identificar rápidamente las señales que indican que usted está estresado o enfadado.

Si usted o alguien que usted conoce está teniendo problemas con el alcohol y las explosiones de ira, busque un psicólogo clínico, puede ser capaz de ayudarle. Puede aprender técnicas de manejo de la ira y el estrés, mejorar sus habilidades de comunicación entre otras cosas.

Problemas con el alcohol, si le ha parecido interesante este artículo o le ha resultado mínimamente útil, haga comentarios y recomiéndelo. ¡Gracias!

Tags: , , , , , , , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Irascibilidad, rabia y enfado, instituto de psicología | Psicología Clínica Madrid - diciembre

    […] un desgaste desproporcionado en uno mismo. Querría ser tajante: puede conseguirse. Podemos deshacernos de la ira, basta con querer trabajar en […]

Escribir un comentario