El proceso de Coaching

proceso de CoachingEl proceso de Coaching, consiste en un conjunto de tareas, técnicas y prácticas útiles, que sirven para llevar a cabo el resultado esperado por el cliente. Dicho proceso consiste en un contrato entre dos partes, en el que existen tanto derechos como obligaciones en ambas partes. Además, se debe delimitar, la fecha de inicio, el objetivo a alcanzar, los medios para conseguirlo y el tiempo.

Por otro lado en el, proceso de Coaching, se establece una metodología a aplicar, ésta, depende sobre todo del coach que realiza el proceso de Coaching.

Las fases del proceso de Coaching, pueden variar en función de los objetivos que se quieran alcanzar, así como de la necesidad del propio cliente, también llamado coachee. Aunque en general consisten en un número que oscila entre 4 y 10 sesiones.

Las fases del proceso de Coaching son:

  1. Fase inicial. Es muy importante, porque se notará el feeling o compatibilidad entre el coach y el cliente (coachee). Además, de aquí saldrán las cuestiones vitales sobre las que girará el proceso de Coaching. Es decir, se generará el escenario más propicio para alcanzar los objetivos marcados, y el compromiso del cliente (coachee).
  2. Fase de desarrollo. Es fundamental que tanto el coach como el cliente, adquieran un compromiso durante el proceso de Coaching, por ese motivo, en esta fase, adquiere mayor importancia el compromiso adquirido, en las sesiones realizadas anteriormente. Es decir, se deben de ir realizando los pasos necesarios para alcanzar la meta, por lo que se debe de comprobar el avance y el logro que se alcanza. De esta forma y en función de lo que ocurra en las sesiones, se pueden reformular los objetivos. A veces, el cliente (coachee) estime necesario el cambio de objetivos porque sus circunstancias han cambiado.
  3. Fase final. Cuando el proceso de Coaching está llegando a su fin, y sobre todo en la última sesión, se analizan los pasos o progresos obtenidos conjuntamente por el coach y el cliente (coachee). Es en este momento cuando se debe de hacer un seguimiento y una evaluación de todo el proceso. Sobre todo, se pone el foco en la acción que tendrá que realizar el cliente (coachee) de “ahora en adelante”. Lógicamente, el seguimiento no se puede dejar abierto, y no puede durar “toda la vida”. Lo mismo ocurre con la evaluación, que dependerá fundamentalmente de la relación establecida entre el coach y el cliente (coachee).

Por último decir que, el proceso de Coaching, es un plan de acción estructurado y consensuado entre el coach y el cliente (coachee). Si no se da acción, no se genera el proceso de Coaching, debido a que no hay resultado. Por lo que la responsabilidad adquirida por ambas partes se debe de manifestar en todo el proceso de Coaching.

Si le ha parecido interesante este artículo o le ha resultado mínimamente útil, haga comentarios y recomiéndelo. ¡Gracias!

Tags: , ,

Autor:Alfonso Alonso Parga

Doctor en Psicología, coach.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Voy a hacer Coaching Madrid | Psicología Clínica Madrid - agosto

    […] Si hay alguna razón, la que sea, que te lleva a decir que no quieres seguir con esa sensación. Plantéate si te gustaría cambiar… y si te gustaría el cambio… ¿cómo lo harías? Este tipo de cuestiones te permiten prepararte para un proceso de Coaching. […]

  2. La Ética: Coaching Madrid | Psicología Clínica Madrid - agosto

    […] Respeto. Durante el tiempo que dura el proceso de Coaching la relación que se establece entre el coach y el coachee, varía […]

  3. El modelo del Coaching Madrid | Psicología Clínica Madrid - agosto

    […] proceso de Coaching, y sobre todo el coach, debe de ser consciente de la responsabilidad que tiene, por lo que, debe de […]

  4. Coach Madrid | Psicología Clínica Madrid - agosto

    […] importancia de realizar un correcto proceso de Coaching se basa en la habilidad y experiencia del […]

Escribir un comentario