Dolor de tripa en niños

Dolor de tripaEl dolor de tripa puede ser una parte normal de la vida de algunos niños, algunos estudios muestran que el dolor de tripa en edades tempranas puede estar asociado a padecer ansiedad o depresión en la edad adulta.

La investigación publicada en la revista Pediatrics, dirigida por el pediatra Lynn Walker, muestra que el 51 por ciento de los adultos que en su niñez han padecido dolor de tripa frecuentemente, de mayores desarrollan un trastorno de ansiedad en algún momento de su vida. El treinta por ciento lo padecía en el momento en que fueron evaluados. En comparación, sólo el 20 por ciento de las personas que no han tenido dolores de tripa cuando eran niños, desarrollan un trastorno de ansiedad durante su vida. Los autores señalaron que entre el ocho y 25 por ciento de todos los niños experimentan dolor de tripa crónico, sin causa médica conocida, como infecciones recurrentes u obstrucciones intestinales, lo que se conoce como «dolor abdominal funcional.»

Para el estudio, los investigadores analizaron 332 niños que acudieron a su médico por dolor de tripa con edades comprendidas entre 8 y 17 años. También siguieron 147 niños que no referían dolor de tripa. Los investigadores reevaluaron a los mismos sujetos cuando cumplieron  20 años.

Los investigadores también descubrieron que el 40 por ciento de los adultos que tenían habitualmente dolor de tripa de niños, desarrollaban depresión a lo largo de su vida. Sólo el 16 por ciento de los adultos del grupo de control manifestaban signos de depresión posteriormente.

La asociación entre ansiedad y dolor de tripa se observa a menudo en la consulta del pediatra. Los autores manifiestan en su estudio: «Nos hemos dado cuenta de que frecuentemente la ansiedad precede a la aparición del dolor». Los investigadores animan a los padres a indagar  sobre el origen de los dolores de tripa de sus hijos, contemplando como hipótesis explicativa la preexistencia de ansiedad o tristeza en el niño.

Walker propone el favorecer que el niño juegue y no deje de asistir al colegio aunque existan síntomas de malestar. Considera que pasar más tiempo a solas pueden agravar los problemas de salud por la falta de interacción social. No obstante, una evaluación psicológica podría descartar en origen emocional, o en su caso, favorecer el que se proponga un tratamiento eficaz.

Tags: , , ,

No hay comentarios aún

Escribir un comentario