Distorsión de la imagen corporal: trastorno dismórfico corporal

trastorno dismórfico corporalCuando una persona tiene distorsionada su imagen corporal, puede llegar a configurar un trastorno llamado trastorno dismórfico corporal. Este trastorno puede presentarse de manera aislada o junto a otros. Para hablar de la presencia de este diagnóstico solemos tener en cuenta dos criterios fundamentales:

  • Preocupación exagerada por defectos físicos imaginados, o apenas perceptibles.
  • La preocupación por la apariencia física es tan intensa que provoca un malestar significativo en diferentes áreas como son el trabajo, la escuela y las relaciones personales.

Tratamiento del (TDC)

El tratamiento más exitoso es la terapia cognitivo-conductual en combinación con algunos psicofármacos.

La Terapia Cognitiva Conductual en este caso está centrada en enseñar comportamientos saludables, trabajar sobre la ansiedad social y las exigencias sociales excesivas, gestionar y aprender técnicas para conducir las emociones, pensamientos y conductas. Los comportamientos y pensamientos negativos pueden ser reemplazados por pensamientos y acciones realistas más positivos.

En cuanto a los fármacos, no hay un fármaco creado solo para este problema, pero en general los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina ayudan al proceso de psicoterapia.

En algunos casos es necesaria la hospitalización para tratar el trastorno dismórfico corporal.

¿Tengo trastorno dismórfico corporal?

  1. ¿Cree que tiene un defecto en alguna parte de su cuerpo?
  2. ¿Pasa mucho tiempo comprobando este defecto?
  3. ¿Busca ocultar este «defecto» a través de dietas, ejercicio o cirugía?
  4. ¿Este problema suele causarle vergüenza, angustia o pensamientos obsesivos?
  5. ¿Este «defecto» interfiere en su capacidad para funcionar en el trabajo, la escuela o en situaciones sociales?
  6. ¿Los amigos y familiares le dicen este «defecto» es menor o que no hay nada llamativo?

Si la respuestas a estas preguntas es afirmativa, puede tener características de un trastorno dismórfico corporal y es recomendable hablar con un psicólogo clínico.

Preocupaciones comunes para las personas con TDC:

Si bien las preocupaciones por defectos pueden cambiar a lo largo del tiempo, algunas de las preocupaciones más comunes son:

  • Excesiva caída del cabello o falta de pelo.
  • El tamaño y forma de los ojos, la cara o la nariz.
  • Piel: arrugas, acné, pigmentaciones de la piel u otras imperfecciones.
  • Tamaño de los pechos.
  • Tamaño del músculo.
  • Genitales.

trastorno dismórfico corporal

Los síntomas y comportamientos asociados al trastorno dismórfico corporal:

  • Preocupación por la apariencia física.
  • Uso exagerado de los espejos o una evitación patológica de los mismos.
  • La certeza de que otros notan y perciben un defecto.
  • Uso de cirugía o cosméticos sin satisfacción por los resultados. Uso de cantidades excesivas de maquillaje para ocultar el defecto.
  • Aseo excesivo.
  • Timidez extrema.
  • Rascado de la piel ( Dermatillomania ).
  • Tirar de los pelos del cuerpo produciendo incluso pequeñas calvas( tricotilomanía ).
  • No dejarse fotografiar.
  • Evitación de situaciones sociales debido a la ansiedad que produce el defecto.

Causas de trastorno dismórfico corporal:

No se sabe exactamente qué lo causa, pero es probable que sea el resultado de la suma de varios factores.

Genética – Personas con un pariente genético que tienen TDC son más propensos a desarrollarlos.

Medio Ambiente – experiencias de la vida, la cultura y la educación pueden favorecer al desarrollo del trastorno, especialmente si las experiencias sobre la imagen corporal o la propia imagen fueron negativas.

Química del cerebro – la evidencia sugiere que los neurotransmisores relacionados con el estado de ánimo pueden desempeñar un papel en el desarrollo del TDC.

Tags: , , , , ,

No hay comentarios aún

Escribir un comentario