Cometer errores Vs Tomar decisiones

errores y tomar decisionesCuando es muy importante tomar decisiones, y especialmente cuando se pueden producir consecuencias graves derivadas de éstas, se hace difícil decidir y avanzar en la toma de decisiones. Hay personas que tienden a posponer el momento de decidir, analizando detalladamente las opciones y sus posibles efectos (procrastinar) sin acabar de saber qué es lo que deben hacer. Guardan la esperanza de que en cualquier momento encontraran argumentos aplastantes que les permitirá decidir con calma y contundencia. Algo muy característico de estas personas es la tendencia a negociar con uno mismo. Un tema interesante y que animo a echar un vistazo al artículo que he enlazado. Hay otras personas que intentan actuar cuanto antes, porque para ellas lo más importante es quitarse el malestar que les produce la duda mantenida. Prefieren equivocarse a quedarse con las incertidumbres. Tienden a aceptar con tranquilidad las consecuencias de sus decisiones aunque el resultado no sea el más satisfactorio.

El miedo a cometer errores dificulta tomar decisiones

Por supuesto en este proceso de toma de decisiones está también el término medio: se buscan soluciones y se asume que pueden no salir bien. Esta última opción es la que verdaderamente motiva este artículo.

Cuando tomamos decisiones queremos encontrar la mejor opción en función de las alternativas que se nos muestran. Tomar decisiones es un proceso muy ligado a la capacidad para manejar los errores. Para el manejo adecuado del malestar producido por la posibilidad de errar es necesario conocer los siguientes conceptos:

  1. Capacidad consciente“: se refiere a la capacidad que tenemos las personas para para detectar todos los aspectos implicados en una decisión. Casi siempre esta capacidad consciente para la tomar decisiones está determinada por el momento en el que se quieren tomar. No se dispone de la misma información cuando se toma una decisión que cuando ha pasado algún tiempo y se conocen todas las consecuencias derivadas de ésta.
  2. Desconocimiento de opciones: no siempre podemos conocer cada una de las opciones que disponemos. Tenemos la capacidad que tenemos para generar alternativas o poder observar las que hay ante nosotros.
  3. No saber que estamos tomando decisiones y hábitos. No siempre tomamos decisiones sabiendo que lo estamos haciendo. Cambiar de carril mientras conducimos, por ejemplo, es una decisión que normalmente no tiene consecuencias negativas, pero puntualmente pueden producirse choques entre vehículos. La realidad es que cuando esto pasa podemos no haber sido conscientes de estar tomando la decisión de cambiar de carril, pero el hecho es que así fue y tuvo consecuencias.
  4. Olvido. Podemos haber tomado decisiones parecidas a las que en el presente debemos enfrentarnos, pero no siempre somos capaces de recordar todas las decisiones que tomamos en el pasado y aplicarlas en el presente.

Malestar por las consecuencias puede precipitar el deseo de que lo que hemos decidido no haya ocurrido. Podemos atascarnos en un pensamiento que intenta valorar que habría pasado si no hubiéramos tomado la decisión que tomamos. A este proceso se le conoce como Ucronía.

Las decisiones siempre tienen un coste, siempre van a producirse efectos positivos y negativos tras haber tomado una decisión.

 Entonces, ¿Usted toma decisiones o comete errores?

Cometer errores es parte de nuestra vida ya que constantemente nos estamos enfrentando a procesos de toma de decisión. Por tanto hay que entender que los errores son un componente natural y muy valioso dentro de nuestra madurez y evolución natural. Juzgar nuestras decisiones como erróneas o acertadas es no entender que cuando tomamos decisiones se producirán consecuencias, y que por tanto no se está aceptado que son inevitables. No hay compromiso con lo que decidimos. No se asume que tenemos la información que tenemos ahora, no la que tendremos más tarde y que por tanto más adelante ya se verá cuál es el desenlace. No siempre podremos adelantarnos a todo lo que pasará.  Buscar el compromiso con las consecuencias nos ayuda a ser más felices y realistas. Eche un vistazo al artículo en el que hablaba de realizar predicciones realistas, explica muy bien como alcanzar mayor compromiso con las consecuencias de las decisiones que tomamos.

Por tanto si se le atragantan los errores es bueno que valore las siguientes ideas con el fin de que no se le atraganten:

  • El error es necesario para el aprendizaje, nos dan aproximaciones hacia el resultado satisfactorio que estamos buscando. Es algo necesario para alcanzar nuestras metas.
  • El error es un aviso. Un suspenso en un examen, por ejemplo es un aviso de que la forma en la que hemos estudiado no era la correcta.
  • No permitirnos cometer errores nos impide ser naturales o espontáneos. Estar muy pendientes de hacer siempre las cosas bien, sin equívocos nos impide afrontar con normalidad el día a día y en especial las relaciones sociales.
  • Todos nos equivocamos. ¿Cuanto es lo razonable? ¿Cuánto se equivoca la gente de media? Parece que hay cierto consenso en que de cada diez decisiones, entre una y tres son erróneas o dudosas, teniendo en cuenta siempre que el criterio para decir que una decisión fue equivocada, lo que se está teniendo en cuenta es que cuando pasó un tiempo se aprecian consecuencias negativas o no se obtuvo lo que se deseaba.

Tags: , , , , , , ,

Autor:Fernando Azor

Psicólogo clínico y director de Gabinetedepsicologia.com

No hay comentarios aún

Escribir un comentario

SUBSCRIBE TO NEWSLETTER
Turpis dis amet adipiscing hac montes odio ac velit? Porta, non rhoncus vut, vel, et adipiscing magna pulvinar adipiscing est adipiscing urna. Dignissim rhoncus scelerisque pulvinar?
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO PARA ESTAR AL DÍA DE LA PSICOLOGÍA CLÍNICA
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE A LA LISTA DE CORREO Y DESCÁRGATE GRATIS UNA GUIA PARA TRATAR LAS OBSESIONES
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
¿Te gusta la psicología?
Ahora puedes recibir en tu correo electrónico un resumen con los últimos artículos publicados en nuestro sitio web
  • Consejos prácticos
  • Información actualizada
  • Artículos sobre diferentes áreas de la psicología
  • Participa comenta tu opinión
  • Tu eliges cuándo leer
  • Comparte los contenidos que te interesen
  • Identifica problemas y entiende sus soluciones
  • Y todo en un solo clic
SUSCRÍBETE Y DESCARGATE GRATIS UNA GUIA PARA AFRONTAR EL MALESTAR SOCIAL
* Tranquilo nunca recibirás Spam, ¡nos gusta tanto como a ti!
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
SOLICITA UNA CITA AHORA y paga el 50% en las 2 primeras citas
El coste de las sesiones es de 60€, siendo su duración de unos 50 minutos en cada caso. La frecuencia suele ser semanal, si bien eso puede variar según los casos. Los horarios son de lunes a viernes de 10 a 21 horas, en horario UTC +1. La forma de pago puede ser por trasferencia bancaria o PayPal.
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA
PIDE UNA CITA AHORA
En GabinetedePsicologia.com estamos para ayudarte. SOLICITA AHORA UNA CONSULTA con nosotros. ¡Planteanos tus objetivos y pongámonos en marcha!
  • Ideas obsesivas
  • Preocupaciones
  • Síntomas físicos de ansiedad
  • Aprender a gestionar mejor la presión diaria
  • Identifica las causas de tu malestar
  • Aprende técnicas para ser tu propio psicólogo
CONTACTA CON NOSOTROS
¡Gracias! Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para CONCERTAR una CITA