El cliente coachee

coacheeEn todo proceso de Coaching, el cliente coachee, tiene que realizar una inversión importante en tiempo, esfuerzo y dinero. De ahí la importancia, de ser previsor, y de empezar a investigar en aquello que pretende conseguir: qué pretende alcanzar, en cuanto tiempo, su previsión de futuro, áreas o campos que trabajar, y un largo etcétera.

Lo importante en un proceso de Coaching, es que el o los objetivos, cuanto más concretos, más fáciles de alcanzar. No hay que olvidar, que en todo proceso de Coaching, el tiempo es limitado, y que el cliente coachee, no va a estar continuamente en tal proceso. Por lo que, lo que se trabaje, tiene que estar muy bien definido.

Además, el compromiso del cliente coachee, es fundamental. Aunque, existe un contrato y un pago por un servicio, el cliente o coachee, tiene que esforzarse por cumplir aquello que se ha comentado en la sesión de Coaching.

Las expectativas del cliente o coachee, tienen que ser abordadas en ese contrato entre el coach y el coachee. Unas expectativas erróneas en lo que supone realizar un proceso de Coaching, no es positivo, y puede afectar al grado de compromiso del coachee.

La actitud del cliente coachee, también es determinante. Ya que para que haya compromiso, tiene que haber voluntad de creer en el programa de Coaching. Es decir, se tiene que provocar un pensamiento positivo en la relación entre el coach y el coachee. De esta forma, las posibilidades de éxito o de consecución de los objetivos por parte del coachee aumentan significativamente.

No se puede olvidar, que durante el proceso de Coaching, todo va a ser fácil. Y como en todo proceso de Coaching, hay momentos de mucha energía y otros donde seguramente, la implicación por parte del coachee será menor. Habrá momentos de mucho esfuerzo por parte del coachee: una voluntad de seguir aceptando y asumir lo que se quiere conseguir. Y aunque es algo normal que se produzca, puesto que no se puede estar continuamente en positivo, es en ese momento donde la actitud y creencia en el proceso y el coach, adquieren mayor importancia.

En cualquier caso, el coach, tiene que clarificar y definir las expectativas, para aclarar desde el principio, sobre qué se puede trabajar y sobre qué aspectos, no. También tiene que marcar unos objetivos retadores y realistas para que se puedan cumplir tales objetivos. Por otra parte, tiene que haber un compromiso tanto equilibrado como sensato. De esta forma, el cliente coachee, podrá sentirse ayudado y “arropado” en todo el proceso de Coaching, y de esta forma, que las expectativas se cumplan.

Por último, el cliente o coachee, con ese grado de compromiso real, puede llegar a alcanzar esos logros que pretende en un 100%. Con la voluntad y la actitud positiva, el éxito está  garantizado.

proceso de Coaching, cliente coachee, sesión de Coaching, Coaching, coach, coachee

Tags: , , , , ,

Autor:Alfonso Alonso Parga

Doctor en Psicología, coach.

Trackbacks/Pingbacks

  1. La Ética: Coaching Madrid | Psicología Clínica Madrid - agosto

    […] El coach profesional tiene que abordar el cumplimiento de los objetivos y el bienestar del coachee o […]

  2. Los fundamentos del Coaching online | Psicología Clínica Madrid - agosto

    […] que hace que el autoconocimiento sea acorde con el mejor conocimiento de uno mismo. Además, el Coaching, se aleja del aprendizaje tradicional, luego, es otra forma de aprendizaje, más individual y […]

Escribir un comentario