2 respuestas

  1. Isabel
    Abril

    El problema creo que está en mezclar el trastorno antisocial de la personalidad con el concepto de psicópatía. El trastorno de personalidad se encuentra recogido en los manuales diagnósticos, ofreciendo sobre todo un patrón de conductas observables como criterios diagnósticos para encuadrarlo en dicho trastorno o no. Por otra parte, la psicopatía aunque muy relacionada, describe rasgos de la personalidad. De este modo, tener un trastorno antisocial de la personalidad no quiere decir que su inteligencia sea superior o notable (además que los manuales cie- 10 y dsm-v no los recoge), sin embargo el término psicopatía que describe Cleckley o Hare sí incluyen esa notable inteligencia, encantadores y manipuladores.
    En cuanto al tratamiento, en este caso de una personalidad psicpática, es difícil debido a la cantidad de buenas herramientas para sociabiilidad, que no son más que herramientas para ellos para ser más encantadores y más manipuladores. Es decir, un arma de doble filo. Lo cual no quiere decir que sí pueda funcionar para el trastorno antisocial de la personalidad.

    Responder

  2. Antonio
    Febrero

    Hola, buen articulo. Se deberia educar mas a la gente sobre la existencia de este trastorno, y sobre todo, como en el libro “Ponerologia politica” se expone, el peligro de que personas con este trastrono accedan a puestos de poder ( algo que es facil, dada su capacidad de fingir emociones y de manipular, y su caracter impulsivo que les lleva a querer apoderarse de todo y de todos ).

    Por lo que he investigado, creo que el articulo se equivoca en una cosa. Estas personas no son mas inteligentes que la media, al reves, son menos inteligentes que la media, personas muy incapaces en general. Su falta de empatia les da una ventaja para observar las emociones de otros y jugar con ellas, lo que hace parecer que poseen una inteligencia superior. Pero su incapacidad para la autocritica y su pensamiento impulsivo les impide aprender habilidades reales o llegar a ser buenos en algo, que no sea manipular a otros o fingir ( algo que ni siquiera son capaces de aprender en profundidad, lo hacen a base de prueba y error, y de forma intuitiva) . Su egoismo patologico les impide tener una vision global de las cosas, lo que les hace incapaces de comprender conceptos realmente complejos.

    Gracias por su atencion, mas comentarios son bienvenidos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio