10 respuestas

  1. Mycoffeethought.com
    Agosto

    He sido testigo de situaciones similares. Tengo 2 sobrinos adoptados y también un padre que fue un niño no deseado. En el caso de la adopción el niño es ideseado por sus padres bien sea porque no están en capacidad de darle una buena vida o simplemente no lo esperaban y no están preparados; sinembargo, el llegar a un hogar donde los desean y reciben con brazos abiertos ayuda mucho a superar el trauma. En el caso de mi papá, el siempre sintió ese vacío, pero también simpre sintió su responsabilidad como hijo de proteger a esa madre y lo hizo hasta el último día de su vida. Cada persona es distinta y reacciona de forma única ante las circunstancias pero pienso que emocionalmente si afecta y mucho.

    Responder

  2. Susana
    Agosto

    Gracias por leernos Edda, un abrazo.

    Responder

  3. Gladys Huerta
    Agosto

    Soy orientadora familiar y he trabajado mayormente en colegios y lo que se manifiesta en este artículo lo vi a menudo en niños desde temprana edad. Por ello, para intentar ayudar a estos niños – mediante la educación a los padres- un buen aliado es Erickson, ya que nos permite comprender el desarrollo evolutivo de
    las personas y de este modo entregar herramientas a los mismos padres para manejar conductas que puedan parecer incomprensibles para los padres, puesto que suelen decir
    que lo dan todo a los hijos (a menudo se refieren a satisfacer deseos de éstos), que no les falta nada, pero trabajan todo el día y se crian solos o con personas ajenas contratadas para ello.
    Muy buen artículo, sencillamente explicado. Gracias, Susana.

    Responder

  4. Josefina vargas
    Agosto

    Mi mama me dijo un día que si por ella fuera no me hubiese tenido , tengo 30 años y siempre he sentido que ella no me kiere por qué se enoja mucho conmigo …….y es muy difícil la convivencia con ella nunca me ha dado un abrazo y yo tampoco ni un té quiero …..

    Responder

    • Susana
      Agosto

      Josefina, nosotros te enviamos un fuerte abrazo desde aquí. Gracias por leernos.

      Responder

  5. Daniel Eduardo Chavez
    Agosto

    Muy interesante, Susana, la nota. Esto, en Argentina, hasta hace dos décadas era el problema del futuro. Y hoy ese futuro ha llegado. Son incontables los niños y no tan niños que padecen las situaciones que usted describe. Muchas gracias por su aporte. (Lo comparto en el face con mis amigos).

    Responder

    • Susana
      Agosto

      Muchísimas gracias Daniel, por leernos. Un abrazo!

      Responder

  6. Yuli Andrea
    Agosto

    Hola Susana es muy interesante tu articulo. Te cuento que tengo 3 hijos el ultimo no lo esperábamos pero decidí seguir adelante con el embarazo. El niño hoy día tiene 2 años y medio, hay ocasiones donde siento que no lo quiero, no soporto sus berrinches y le regaño cada rato. me siento mal por esto al final del día llego a la conclusión que amo a mi hijo pero no entiendo porque lo trato de esta manera. El trato hacia mis dos hijas es distinto con ellas hablo y soporto sus berrinches. Me podrías dar algunas pautas para sobrellevar esta situación, como te dije anteriormente amo a mi hijo y quiero que el sea una persona fuerte emocionalmente cuando sea adulto.

    Responder

    • Susana
      Agosto

      Gracias por leernos Yuri, yo no puedo darte pautas porque no soy psicóloga sino escritora. Te animo a que acudas a un buen terapeuta y le expongas tus inquietudes. Espero que todo mejore pronto. Abrazos.

      Responder

  7. Edda
    Agosto

    Excelente que buen articulo … esta es una realidad que sin propoberselo un hijo no deseado paga las consecuencias de los errores de sus propios padres …
    Felicitaciones Dra Susana

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio