1 respuesta

  1. Desarrollo Personal
    Julio

    Todos sabemos que pensar es muy bueno, lo inadecuado es cuando nos volvemos obsesivos y de forma rutinaria comenzamos a pensar en cada cosa que hicimos o dejamos de hacer, preocupaciones excesivas, etcétera. Las técnicas de meditación son una gran opción para reducir el flujo de pensamientos, si logramos enfocarnos solo en la respiración, entonces vamos encontrando esa gran calma y se supera la tendencia a pensar demasiado con el paso del tiempo, otra buena estrategia es la acción disciplinada, si nos concentramos en determinadas labores, la mente divagará mucho menos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio