6 respuestas

  1. RAFAEL BERGA RUIZ
    Febrero

    Pués la verdad que la vida me ha traido TANTOS DISGUSTOS que ya paso OLÍMPICAMENTE de creer en ¨la felicidad¨.

    Responder

    • Franco
      Marzo

      Te recomiendo que aprendas a ser infeliz, lo vas a ser y sentir tooooooda la vida…. este es el estado natural…. por eso cuando uno se siente bien, feliz y positivo al rato empieza a sentirse raro, como que le falta algo, y ese algo es el dolor… y asi uno vuelve como en un eterno retorno a la zona de confort estatica segura de la infelicidad

      Responder

  2. Miguel
    Diciembre

    Hola Fernando
    Ese miedo lo suelo tener presente. Suele hacerme provocar en mí una forzada visión pesimista de todo por 2 motivos: ese manitú al q le gusta provocar infelicidad al que te referías y al que no quiero enfurecer y también para estar preparado para cuando las cosas no vayan tan bien. Yo lo llamo pesimismo preventivo.
    Nada productivo, pero a veces está ahí
    Muy interesante el artículo
    Un saludo

    Responder

  3. M..
    Julio

    Me gustó mucho!!! Muy bueno!

    Responder

    • Fernando Azor
      Fernando Azor
      Julio

      Gracias M…, ¡No dejes de compartir los artículos con tus contactos, nos encanta poder llegar a muchas personas y serles de utilidad!. Saludos

      Responder

  4. Paola Rivas
    Diciembre

    Me gusto el articulo pues me senti ultrarepresentada… saber que estos pensamientos los puedo cambiar me da mucho animo…. Gracias!!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio