Mareos, inestabilidad y ansiedad

mareo e inestabilidadLa inestabilidad y los mareos no son ni mucho menos patrimonio de la ansiedad, existen distintas causas que suelen precipitar síntomas ligeramente diferentes entre sí. Las razones principales para el mareo son: problemas de oído, variaciones en la tensión arterial, problemas de cervicales, problemas en la graduación de la vista y exceso de oxigenación (hiperventilación). Los problemas de oído suelen tener como origen el oído interno y en concreto el laberinto, que es donde se ubica el sentido del equilibrio. Suele ir acompañado de náuseas, vértigos, dolor de cabeza y desorientación. Infecciones y golpes en la zona auricular suelen ser el inicio de estos síntomas. Las variaciones en la tensión arterial precipitan comúnmente mareos. En ocasiones por la variación puntual producida por el cambio de postura (de sentado o tumbado a estar de pie), es especialmente frecuente en personas hipotensas.

Mareos y ansiedad, no siempre van de la mano

Cuando nos levantamos de una silla el cuerpo necesita hacer llegar sangre a zonas más altas por lo que las tendrá que bombear con mayor fuerza. Hasta que no se regula la presión se producirán episodios de inestabilidad. Normalmente es pasajera y en pocos segundos desaparece. Si la tensión arterial está descompensada por alguna razón, sin necesidad de cambios posturales también se producen sensaciones de desequilibrio pasajeras que tienden a ceder en poco rato. Las cervicales pueden precipitar también el mareo en la medida en la que haya un desgaste severo de las articulaciones cervicales, o contracturas a la fascia (una película de tejido conjuntivo que envuelve, protege y da estructura a músculos y esqueleto). Si la vista está mal graduada dará con bastante probabilidad síntomas en este área. Aparecerán mareos al no ser posible acomodar la vista, enfocar y ver el detalle de los objetos que nos rodean. Por último la hiperventilación, es la más unida a la ansiedad. Un alto nivel de ansiedad provoca un estado de alerta en la persona. Cuando los estados de alertan son altos, el organismo tiende a dilatar las alveolos pulmonares para facilitar la entrada de oxígeno por si es necesario consumirlo al huir o atacar ante alguna posible amenaza. Si no se consume este oxígeno, es decir, si no salimos huyendo por ejemplo, aparecen mareos, hormigueos, dificultad para enfocar la vista y sensaciones de calor. El mayor problema ante esta situación se produce cuando o bien el nivel de estrés o ansiedad es elevado y constante o bien cuando la persona empieza a temer este tipo de sensaciones.

¿Mareos por ansiedad?

Por un lado, las vivencias de estrés mantenido y las amenazas puntuales pueden ser suficientes para que se alteren los patrones normales del cuerpo. A menudo la ansiedad altera la tensión arterial, aumenta la oxigenación en reposo, eleva la tensión muscular de las zonas cervicales, precipita taquicardias y extrasístoles, haciendo que sea muy sencillo imaginar enfermedades graves disparando aún más las respuestas fisiológicas del organismo. Si el mareo está presente de forma mantenida o cíclicamente aparece, no tiene que ser grave pero no hay que dejar de observar si en su vida existen fuentes de ansiedad, el mareo estaría actuando como una señal de alerta.

Por otro lado, en ocasiones hay personas que responden muy negativamente al mareo, se asustan, piensan que se van a caer, no soportan la sensación, es decir, empiezan a temer este síntoma. Es habitual que estas personas poco a poco empiecen a evitar diferentes situaciones que consideran peligrosas porque puede aparecer el mareo: caminar solos por la calle, ir a sitios con mucha gente, conducir, etc. En estos casos, lo que en un principio era un síntoma se convierte en un problema mayor porque va limitando poco a poco la actividad de la persona y su autonomía.

La solución al mareo y la inestabilidad producida por ansiedad.

La solución a este tipo de problemas dependerá de cada caso pero normalmente en primer lugar hay que trabajar para que la persona vuelva a recuperar su autonomía y pierda el temor al mareo y a la inestabilidad, y en segundo lugar se analizan las causas de ese nivel de activación o estrés elevado para buscar soluciones adecuadas y prevenir futuras recaídas.

Si quiere conocer el porqué de las reacciones del cuerpo ante la ansiedad, le recomiendo que lea el artículo: 10 efectos de la ansiedad en el cuerpo. ¿Quizás descubra que es más fácil de entender de lo que creía!

flecha¿Conoce a alguien con este problema? ¿Le parece interesante este artículo?, ayúdenos difundirlo. Déjenos algún comentario en este artículo y compártalo en sus redes sociales. ¡Gracias!

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

189 Responses to “Mareos, inestabilidad y ansiedad”

  1. francys
    julio at #

    Fernando Azor,empece hace como 6 meses con mucho miedo y siempre pensando q tengo una enfermedad grave,mi ginecologo me hizo prueba d azucar,colesterol,trigliceridos y q estoy bien y ahora hace como 2 meses mi vista la siento mareada y x las noches m siento un poco mejor y x las mañanas. La siento como si tuviera arena ,el aire m molesta en mis ojos y un poco la luz del dia,estoy desesperada cree usted q sea ansiedad?..ya q a veces m dan ganas d llorar

    • julio at #

      Hola Francys, no puedo ser contundente al no conocer en detalle tu situación pero desde luego hay muchos datos que dicen que detrás de tus sensaciones existen elevados niveles de ansiedad. Echa un vistazo al artículo de 10 efectos de la ansiedad en el cuerpo. En el podrás ver que alguna de las cosas que cuentas estás allí reflejadas.

  2. julio at #

    hola tengo 22 años, creo que tengo ansiedad, tengo miedo a la muerte, a una enfermedad grave, siento mareos, taquicardia, sudo demasiado, soy nervioso, siento una presion en la cabeza, como un hormigueo por ratos del dia cuando no hago nada, pero cuando estoy ocupado no me da eso, necesito una ayuda, un medicamento o algo !

    • julio at #

      Hola Mateo,
      tus síntomas pueden remitir con una terapia psicológica adecuada. El uso de fármacos también puede reducir tus síntomas pero por tu edad creo que si puedes iniciar un tratamiento de psicoterapia será mucho más eficaz. En todo caso hablalo con tu médico de cabecera y que te dé opciones.

  3. kote
    julio at #

    Hola doctor me llamo kote tengo 29 años y sufro de contantes mareos ,sudor de manos , debido a esto se me acelera el corazón y me da mucho miedo y no se que pensar por favor ayudeme que puedo hacer desde ya muchas gracias

  4. mariana
    junio at #

    Hola me llamo mariana tengo 31 año y sufro de mareos inestabilidad, dolor de estomago, nervios, náuseas y presion muy baja me agarran cuando me gongo nerviosa o en cualquier momento, hasta el estreno que ya no quiero salir por que si tengo q hacer trámites donde tengo q esperar me agarra la inestabilidad también me agarra cuando manejo por eso ya no quiero manejar por q tengo miedo al miedo no se si me entiende pero es horrible y si mis hijos o familiar les pasa algo me pongo peor me siento descompensada y eso me asusta mucho no quiero seguir asi que puedo hacer?? Doctor ya me hice tomografías, Holter de corazon y de presion. Fui al oculista y neurólogo y no me encuentran nada y eso me desespera por no tener cura.

    • junio at #

      Hola Mariana, los dolores de cabeza, las molestias estomacales, las náuseas, la hipertensión y el mareo, son muy frecuentes en la ansiedad. Si los médicos ya han descartado otras patologías físicas, debes trabajar con un psicólogo clínico para hacer frente y aprender estrategias que te ayuden a reducir tus niveles de ansiedad. No es fácil, ya que tus hábitos, tu forma de vida en general te habrá llevado a vivir con excesivo malestar muchas situaciones de tu vida. Aun así una psicoterapia puede serte de gran ayuda. Algo como una terapia cognitivo-conductual puede ser el mejor enfoque para que en pocos mese puedes haber mejorado mucho. Si fuera necesario puedes tomar fármacos eficaces para conseguir evolucionar más rápidamente. Echa un vistazo a los artículos sobre los efectos de la ansiedad en el cuerpo, la ansiedad generalizada,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ansia y Ansiedad | GabinetedePsicologia.com - octubre

    [...] nuestro cuerpo y nuestra mente de prepararse para resolver situaciones cotidianas. Lo malo de la ansiedad es que se cronifique. Estamos sobradamente preparados para vivir  con “subidones” de ansiedad [...]

Escribir un comentario