mareo e inestabilidadLa inestabilidad y los mareos no son ni mucho menos patrimonio de la ansiedad, existen distintas causas que suelen precipitar síntomas ligeramente diferentes entre sí. Las razones principales para el mareo son: problemas de oído, variaciones en la tensión arterial, problemas de cervicales, problemas en la graduación de la vista y exceso de oxigenación (hiperventilación). Los problemas de oído suelen tener como origen el oído interno y en concreto el laberinto, que es donde se ubica el sentido del equilibrio. Suele ir acompañado de náuseas, vértigos, dolor de cabeza y desorientación. Infecciones y golpes en la zona auricular suelen ser el inicio de estos síntomas. Las variaciones en la tensión arterial precipitan comúnmente mareos. En ocasiones por la variación puntual producida por el cambio de postura (de sentado o tumbado a estar de pie), es especialmente frecuente en personas hipotensas.

Mareos y ansiedad, no siempre van de la mano

Cuando nos levantamos de una silla el cuerpo necesita hacer llegar sangre a zonas más altas por lo que las tendrá que bombear con mayor fuerza. Hasta que no se regula la presión se producirán episodios de inestabilidad. Normalmente es pasajera y en pocos segundos desaparece. Si la tensión arterial está descompensada por alguna razón, sin necesidad de cambios posturales también se producen sensaciones de desequilibrio pasajeras que tienden a ceder en poco rato. Las cervicales pueden precipitar también el mareo en la medida en la que haya un desgaste severo de las articulaciones cervicales, o contracturas a la fascia (una película de tejido conjuntivo que envuelve, protege y da estructura a músculos y esqueleto). Si la vista está mal graduada dará con bastante probabilidad síntomas en este área. Aparecerán mareos al no ser posible acomodar la vista, enfocar y ver el detalle de los objetos que nos rodean. Por último la hiperventilación, es la más unida a la ansiedad. Un alto nivel de ansiedad provoca un estado de alerta en la persona. Cuando los estados de alertan son altos, el organismo tiende a dilatar las alveolos pulmonares para facilitar la entrada de oxígeno por si es necesario consumirlo al huir o atacar ante alguna posible amenaza. Si no se consume este oxígeno, es decir, si no salimos huyendo por ejemplo, aparecen mareos, hormigueos, dificultad para enfocar la vista y sensaciones de calor. El mayor problema ante esta situación se produce cuando o bien el nivel de estrés o ansiedad es elevado y constante o bien cuando la persona empieza a temer este tipo de sensaciones.

¿Mareos por ansiedad?

IMG_4909Por un lado, las vivencias de estrés mantenido y las amenazas puntuales pueden ser suficientes para que se alteren los patrones normales del cuerpo. A menudo la ansiedad altera la tensión arterial, aumenta la oxigenación en reposo, eleva la tensión muscular de las zonas cervicales, precipita taquicardias y extrasístoles, haciendo que sea muy sencillo imaginar enfermedades graves disparando aún más las respuestas fisiológicas del organismo. Si el mareo está presente de forma mantenida o cíclicamente aparece, no tiene que ser grave pero no hay que dejar de observar si en su vida existen fuentes de ansiedad, el mareo estaría actuando como una señal de alerta.

Por otro lado, en ocasiones hay personas que responden muy negativamente al mareo, se asustan, piensan que se van a caer, no soportan la sensación, es decir, empiezan a temer este síntoma. Es habitual que estas personas poco a poco empiecen a evitar diferentes situaciones que consideran peligrosas porque puede aparecer el mareo: caminar solos por la calle, ir a sitios con mucha gente, conducir, etc. En estos casos, lo que en un principio era un síntoma se convierte en un problema mayor porque va limitando poco a poco la actividad de la persona y su autonomía.

La solución al mareo y la inestabilidad producida por ansiedad.

La solución a este tipo de problemas dependerá de cada caso pero normalmente en primer lugar hay que trabajar para que la persona vuelva a recuperar su autonomía y pierda el temor al mareo y a la inestabilidad, y en segundo lugar se analizan las causas de ese nivel de activación o estrés elevado para buscar soluciones adecuadas y prevenir futuras recaídas.

Si quiere conocer el porqué de las reacciones del cuerpo ante la ansiedad, le recomiendo que lea el artículo: 10 efectos de la ansiedad en el cuerpo. ¿Quizás descubra que es más fácil de entender de lo que creía!

flecha¿Conoce a alguien con este problema? ¿Le parece interesante este artículo?, ayúdenos difundirlo. Déjenos algún comentario en este artículo y compártalo en sus redes sociales. ¡Gracias!

247 Comentarios

  1. Luz Elena
    febrero at — Responder

    Fernando dices que la solución a este tipo de problemas dependerá de cada caso y que hay que trabajar para que la persona vuelva a recuperar su autonomía y pierda el temor al mareo y a la inestabilidad, y en segundo lugar se analizan las causas de ese nivel de activación o estrés elevado para buscar soluciones adecuadas y prevenir futuras recaídas. como se trabaja esto, o que pautas das. ya he tenido psicoterapia y la he abandonado porque no veo cambios. Lo que he avanzado es por articulos que he visto en internet. pero tu hablas con propiedad sobre el como lograr que el paciente avance en recuperar su autonomia y perder el temor a estos sintomas.
    gracias por este y todos tus aportes.

  2. luis
    febrero at — Responder

    hola doctor,me pasa algo raro,tengo mareos cada vez que recuesto mi cabeza en la almohada,sobre todo cuando me acuesto de nuca,no importa la hora del dia,no importa si me acuesto para dormir,para leer o solo para meditar,el simple hecho de presionar mi nuca sobre la cama al estar echado me causa mareos,que me recomienda ?

    • febrero at — Responder

      Prueba a leer este artículo, es posible que veas relación con lo que te ocurre.

      • luis
        marzo at — Responder

        gracias doctor,muy interesante el articulo.aun no encuentro un caso parecido al mío,yo estoy lúcido todo el tiempo excepto cuando mi nuca esta en contacto con alguna superficie por mucho tiempo (aprox 3 a 5 horas)

  3. Raul
    febrero at — Responder

    Buenas Dr.Azor,
    Llevo desde algo más de un año con un problema de inestabilidad y mareos diarios (no vértigos ni sufro rotaciones) y no consigo que merme la situación.
    Nunca me había pasado algo así, por buscar una explicación a lo ocurrido me remonto a una caída fortuita que fue tan rápida que no pude pararla con las manos y sufrí todo el impacto con la cabeza con 9 puntos de sutura en la ceja, fuerte golpe en la cabeza y manguito rotador derecho fastidiado a causa del golpe.
    Desde esta fecha y hasta finales de diciembre se puede decir que no era persona ya que estaba muy dolorido, y en este periodo no me visité con ningún médico ya que pensé que debía pasar por ahí hasta recuperarme.
    Esto se puede decir que empieza a producirse a principios de enero cuando retomo mi actividad deportiva por completo, soy atleta de fondo (no profesional pero con buenas actitudes).Eso si, siempre con una sensación de inestabilidad que a finales de febrero se acentúa de tal forma que empieza a ser un problema para mi ya que me impide hacer mi vida cotidiana con normalidad (andar en línea recta, conducir “un martirio”, girar la cabeza hacia los lados..) experiencias nunca vividas.. Es entonces cuando empiezo acudir a especialistas, empezando por el OFT por si tenia algún problema en la retina a raíz del golpe (salió todo positivo: presión arterial, cribaje ocular correcto..), analítica (perfecta), tensión arterial 13-7, ECG (aquí es donde empieza mi “show” personal), ya que doy 30 pulsaciones y me derivan al cardiólogo urgente por precaución.
    El Dr.Sabater (cardiólogo del Hospital de Bellvitge y uno de los mejores a nivel mundial) desde el primer día no se alarmó con mi registro ni vio nada extraño, solo que como no se me iba esta sensación de “flotadez” probó un tratamiento para ver si subiendo de pulsaciones marchaba esta sensación de inestabilidad, pero como no sucedió después de 8 meses, decidió hacerme un estudio electrofisiológico (cateterismo), antes de esta prueba me solicitó pruebas vestibulares por parte del ORL (me salieron positiva, menos una parte de la prueba que consiste en introducir aire frio y aire caliente por el oído para provocar contraste y que no me hicieron ya que esta prueba puede hacer bajar bastante las pulsaciones y conmigo por precaución no se han querido arriesgar nunca), RNM de idos y cervicales (dando también positivo).
    Yo desde el primer día le comento al Dr.Sabaté (cardiólogo) que esto no creía que fuese fruto de mis bajas pulsaciones si no que creía que era a consecuencia de la caída que sufrí el 1 de noviembre de 2013 y que me había generado estas secuelas, ya que siempre he tenido estas pulsaciones tan bajas.. pero aún así se puede decir que este año todo se ha centrado en el tema del corazón ya que se quería asegurar y en cierto modo se lo agradezco sobre todo por mi familia ya que se empezaba a mencionar que si con un marcapasos a lo mejor no me ocurriría, pero el cardiólogo se negaba ya que los registros siempre han sido correctos.
    En diciembre de 2014 decide para finalizar con este tema realizarme el estudio electrofisiológico para ver si realmente mi corazón trabaja a esta frecuencia o hay un problema con la válvula sinusal y necesitaría un marcapasos.
    A principio de 2015 en la visita de resultado sale correcto y esta prueba dictamina que mi corazón trabaja a estas bajas pulsaciones ya que es fruto de un corazón entrenado y todos los baremos son correctos.

    El problema es que después de este año, yo sigo con esta sensación de inestabilidad y de “floteo” constante y diario y no se que hacer. En esta semana me visité con la neuróloga la cual al ver que la RNM de cabeza era negativa y que el tema del corazón había quedado también descartado me planteó que podía ser psicosomático (cosa que no comparto), supongo que me vio afectado y con la autoestima por los suelos, pero creo que es lo normal cuando una persona deportista de 36 años con 2 niños pequeños y alegre y feliz se ve de la noche a la mañana trastornado por no poder hacer las cosas mas cotidianas (andar sin sensación de caerse, conducir, hacer carreras..).
    Al leer sus comentarios he pensado que podría ayudarme ya que no descarto un grado de ansiedad pero fruto de este malestar y de no tener un diagnostico certero a mi sensación de mareo.
    saludos

    • febrero at — Responder

      Hola Raul, creo que lo mejor sería que hablarás con un psicólogo de tu confianza (¿cómo buscar un psicólogo?, en este artículo puedes ver pautas para buscar en tu localidad). Parece que está todo descartado, menos la ansiedad. Piensa que no es necesario que te sientas muy superado por una situación para que tus niveles de alerta puedan ser muy elevados (echa un vistazo al artículos sobra la calma ansiosa)

      • raul
        febrero at — Responder

        Gracias por contestar Dr. Azor.
        Antes de escribir en su blog, leí todo lo referente a “mareos, inestabilidad y ansiedad” , incluido el articulo de calma ansiosa y por ello me animé a ponerme en contacto con usted.
        Lo que me tiene mas desconcertado es que en todo este periodo (un año) no ha habido ni un par de días seguidos que no tuviese esta sensación de “flotadez”, de hecho cuento con una mano los días que he estado bien sin sentir esta sensación de inestabilidad y mareo en este último año, ya que tal y como había comentado anteriormente, al ver que las pruebas daban positivo, siempre pensé que no seria nada y lo mismo que había venido se marcharía, como suele ocurrir en pacientes con estado de vértigo.
        Por ello me resisto a pensar que sea algo ansioso, pero bueno lo valoraré.
        Un saludo

  4. Xavier
    febrero at — Responder

    Doctor una consulta tengo ansiedad generalizada he tomado — durante 6 meses y he ido mejorando gradualmente pero poco a poco que ido dejando el medicamento he sentido mareos, tension y vertigo el motivo sera porque se ha dejado de tomar la medicacion ahora estoy tomando Hiperico o Hierba de San Juan es recomendable consumirlo ya que es natural y prefiero esto antes que lo quimico que recomendacion sobre esto Doctor gracias.

    • febrero at — Responder

      Hola Xavier, el hipérico tiene un efecto antidepresivo. Actúa como un IMAO. Este mecanismo de acción es propio de los antidepresivos de primera generación. Aún hoy se utiliza en algunos casos, pero tiene muchos efectos secundarios. A pesar de ser algo natural debes evitar una serie de alimentos. Te copio un extracto de wikipedia sobre los inhibidores de la monoamino oxidasa: “Para los pacientes que toman IMAO es peligrosa la ingesta de alimentos que contienen niveles elevados de tiramina (que normalmente se encuentra en quesos fermentados, vinos y alcohol en general, y en encurtidos o alimentos en conserva de vinagre). La interacción de la tiramina con los IMAO puede ocasionar una crisis hipertensiva que puede llevar a la ruptura de una arteria en el cerebro, es decir, un accidente cerebro-vascular. El médico debe proporcionar al paciente una lista completa de los alimentos prohibidos que el paciente debe llevar consigo. La reacción peligrosa se explica porque la tiramina, al no ser neutralizada (oxidada) por la monoamino oxidasa del cuerpo, provoca una reducción del diámetro de los vasos sanguíneos con lo cual la presión arterial aumenta.

      Algunos otros alimentos que deben evitarse son hongos, caracoles, riñones, conservas de carne y pescado, aguacates, ahumados, plátanos, embutidos, te y café (que por su contenido en cafeína, estos 2 últimos, pueden dar lugar a problemas cardiovasculares). Cuando un paciente toma IMAO, dichos alimentos deben ser estrictamente evitados, al igual que algunos medicamentos, como los descongestivos que se toman para el resfriado y algunas alergias, y cualquier otro antidepresivo.”

  5. Jose Ledezma
    febrero at — Responder

    Buen día Doctor!
    Mi nombre es José, tengo 29 años y quiero compartir y a la vez consultarle sobre mi caso. Padezco de hipertensión y para lo cual tomo medicamento.
    Mi caso de ansiedad, pánico, vértigo o desequilibrio la verdad no sé como definirlo me ha pasado en lugares cerrados, por ejemplo en reuniones de trabajo,en exposiciones de clases que siento una desesperación o una ansiedad que me bloquea, reacciono un tanto rápido, pero a la vez no me explico esa situación ya que trato de concentrarme y prepararme muy bien para mis exposiciones o reuniones de trabajo. En ocasiones cuando estoy hablando y las personas me están viendo me pone mal y es donde me da un tipo de pánico o ansiedad. Yo soy una persona disciplinada y dedicada a mis estudios y trabajo. Otras veces me ha pasado cuando voy caminando acompañado en algún centro comercial que voy platicando muy normal con la otra persona, yo siempre voy viendo para enfrente y cuando encuentro personas que vienen caminando en sentido opuesto me bloqueo siento como si pierdo equilibrio o como si me fuera a desmayar o algo así. Yo en ese momento me detengo trato de sentarme o agarrarme de algo y en cuestión de segundos se me pasa. Y otra sensación de ansiedad o pánico la he sentido cuando voy en el asiento de los carros pero exactamente en el asiento de enmedio esa situación me pone muy nervioso con ansiedad de querer bajarme. Por favor Doctor su ayuda con sus comentarios. De antemano muchas gracias y saludos desde Honduras.

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>