1 respuesta

  1. Juan Fco Romero
    Mayo

    Este es un tema muy complidado. Sobretodo considero que es complicado cuando este tipo de relaciones las tenemos con personas muy cercanas a nosotros y cuando sus actuaciones nos van dirigidas y nos afectan o invaden nuestro “territorio”.

    Por ejemplo, con la familia, (padres y hermanos). Si sus comportamiento es irrespetuoso por norma general, podemos juzgarlo como positivo o negativo. Si no entiendo mal, lo más adecuado sería comprender que son así, pero realmente su comportamiento nos puede afectar. En ese momento es cuando entra en marcha la incomprensión, el enfado y el distanciamiento.

    Repito, me parece un tema muy complicado basado en las relaciones.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio