2 respuestas

  1. Marsha Mercado
    diciembre

    El hijo de mi esposo, padece de esto. Está todo el día encerrado. En su habitación tiene baño pero sale por las noches cuando estamos dormidos a buscar comida a la cocina. Durante el día no sale a nada, a veces a buscar agua. Pero tiene un a botella que llena para no tener que salir más. Le llevamos la comida a la habitación. No dice nada, no mira a los ojos cuando se le habla. En un año lo único que he consiguido de el es un forzado hola. Tambien está rodeado de equipo electrónico. Ah tiene 15 años pero desde los 11 es así. A veces hasta miedo me da. El padre piensa que en algún momento se le pasará.

    Responder

  2. Maru
    enero

    Muy interesante. Me gustaría leer más sobre el síndrome

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio