2 respuestas

  1. Elena
    marzo

    Muy buenos consejos. Es complicado pasar por este proceso, para los adultos como para los niños y a veces los padres les ponemos por medio cuando no deberíamos.
    En mi caso me ayudó mucho conocer a mi abogada Carmen Calderón Daza, que además de ser una muy buena profesional se implicó mucho con nosotros especialmente con las necesidades de los niños y de esta forma, aunque complicado empieza a ser más fácil.

    Responder

  2. Luisa
    abril

    Muchas gracias por los consejos!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio