2 respuestas

  1. Angel
    noviembre

    Aprendemos siempre en dos direcciones, si yo como autoridad corrijo con violencia, por un lado el chaval “quizás” no tire mas el postre al suelo por si le cae otro guantazo, pero a la vez ( la segunda dirección ), aprende que la violencia es una mas de las herramientas validadas a usar en su relación futura con el mundo, y no le quepa duda que buscará hasta debajo de las piedras la situación que le permita hacer uso de esa herramienta que le han enseñado, con su hermano pequeño, con otro chico del colegio, con un empleado, con su pareja …

    Responder

  2. Jesús
    febrero

    Buenos consejos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio