1 respuesta

  1. Jose Luis
    Septiembre

    El caso de Melanie, aunque bien llevado a la pantalla, es aún más escalofriante. El problema es que no termina ahí (como el caso de muchas mujeres). Sin haber completado la mitad de la condena se suelta a semejante monstruos sin seguimiento alguno y sin que se la avise con la antelación fijada por ley. Ante las reclamaciones al juzgado y el Penal se la excluye sucesivamente; y ante las reclamaciones al señor Gallardón y a Ana Mato (cito textualmente de una entrevista), la respuesta de ambos es: “No es de nuestra competencia”.
    Ahora, sea por el motivo que sea, se impone la vigilancia telemática en su caso (aunque recordemos todas las mujeres muertas desde diciembre por salidas de sus maltratadores) y el ministerio ha incluido a las víctimas como parte del proceso judicial, algo básico que se llevaba reclamando desde hace mucho. Finalmente la ministra encabeza las referencias a este programa.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio